Holguín, Organización de Pioneros José Martí, Aniversario, Infancia, Educación
Melisa Rodríguez Fernández y Maurié José Maraniaga Serrano pioneros comprometidos con su organización (OPJM). Foto: Arnaldo Vargas

Pertenecer a la OPJM, orgullo y compromiso

Pertenecer a la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), fundada el 4 de abril de 1961, es orgullo y compromiso para los pequeños de 11 años de edad Melisa Rodríguez Fernández y Maurié José Maraniaga Serrano, quienes cursan el sexto grado en la escuela primaria Amistad con los Pueblos, de la ciudad de Holguín.

Pioneros fueron sus padres y serán sus futuros hijos, quienes también podrán ingresar a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) cuando arriben a esa etapa de sus vidas, como, seguramente ocurrirá con ellos.

El caso es que Melisa y Maurié José se manifiestan amantes de su país, de la rica historia que atesora, tejida y enriquecida con el sacrificio de gloriosos héroes, mártires y trabajadores de diversos sectores de la sociedad.

Ellos cursan el último año del nivel primario, y luego continuarán estudios en la enseñanza media y media superior, para hacerse después de las carreras universitarias que decidan, porque en Cuba no hay límites en el desarrollo humano y —a pesar de las dificultades económicas, financieras y materiales que impone el bloqueo estadounidense a este pueblo caribeño, junto a otros perjuicios ocasionados por eventos sanitarios, accidentales y naturales—, cualquier ciudadano puede  convertirse en científico u ocupar importantes cargos.

Ambos pioneros lo saben muy bien porque, los conocimientos que reciben en su amada escuela, se complementan en la biblioteca, en intercambios con personalidades, profesionales y en círculos de interés científico-técnicos, que patrocinan organismos y el Palacio de Pioneros José Martí.

Melisa, por ejemplo, pertenece al círculo Amigos del agua, donde confiesa que ha aprendido mucho sobre cómo protegerla y usarla racionalmente.

Holguín, Organización de Pioneros José Martí, Aniversario, Infancia, Educación
La OPJM propicia el desarrollo de habilidades y formación vocacional de sus miembros. Foto: Arnaldo Vargas

Estos destacados pioneros participan activamente en concursos, como el más reciente, que los ubicó entre los ganadores a instancia provincial y ahora esperan por los resultados del nivel nacional.

Sus amigos los reconocen como muy activos en las diferentes actividades que organiza el centro, la Organización de Pioneros, la biblioteca, y sienten atracción por la cultura, la historia nacional, los museos de la ciudad, la solidaridad que promueve la delegación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y les gusta que los tengan en cuenta en las actividades comunitarias.

Porque los pioneros tienen su espacio en la construcción de la nueva sociedad, saben cómo aprovechar el tiempo escolar y las opciones que les brindan diferentes organismos, organizaciones, e instituciones de la sociedad cubana.
Reciben este 4 de abril merecidas felicitaciones por el aniversario 62 de su querida organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =