cooperación, Cuba, cumbre, Iberoamerica

Cuba con un papel activo dentro de la XXVIII Cumbre Iberoamericana

Cuba concede gran relevancia a la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno por ser un espacio de promoción de las capacidades de los países en desarrollo, se conoció este jueves.

La funcionaria de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería del archipiélago Yailín Castro, expresó al sitio de la Presidencia que su país participa de forma muy activa en algunos de los programas, iniciativas y proyectos adscritos a la cooperación.

Previo a la XXVIII Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar este viernes y el sábado en República Dominicana, Castro apuntó que Cuba espera recibir el tradicional rechazo al bloqueo estadounidense y a la inclusión de la isla en la lista de países supuestos patrocinadores del terrorismo.

Declaró que en su condición de presidente del Grupo de los 77 + China, su representación laborará para que la Cumbre sea un espacio que permita avanzar efectivamente en una Iberoamérica justa, inclusiva y sostenible.

De igual forma, la isla contribuirá en todo lo posible al éxito de la Cumbre para alcanzar una cooperación más inclusiva, en beneficio de las naciones de la Conferencia Iberoamericana, y en particular de los países en desarrollo.

Papel de Cuba

Cuba, acentuó, ha desempeñado un papel activo durante las sesiones de trabajo para que los documentos a aprobarse en la cita, reconozcan la necesidad de fortalecer la cooperación para mitigar los efectos del cambio climático, disminuir las brechas digitales y acrecentar capacidades nacionales para garantizar la seguridad y soberanía alimentarias.

Añadió que su país continuará abogando por un nuevo orden internacional más inclusivo, democrático, y justo; además de seguir trabajando por una reforma del sistema de la arquitectura financiera internacional, y para eliminar, de una vez por todas, el tema de la deuda externa.

Sobre el complejo momento en que sesionará la cita de Santo Domingo, subrayó que está marcado por el injusto y antidemocrático orden que impera, que se ve reflejado en crisis multisistémicas que dañan las esferas sanitaria, alimentaria, climática, energética, financiera y comercial.

“Vivimos en un mundo pospandémico, ahora más injusto, más desigual, más egoísta; donde, mientras aumentan el hambre y la pobreza, se destinan cuantiosos recursos a la industria armamentista; y en tal sentido la Cumbre tiene por delante el desafío de fortalecer todos los programas de cooperación”, manifestó la diplomática.

Con información de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =