Béisbol, Cuba, Luis Miguel Romero
El lanzador cubano Luis Miguel Romero. Foto: Radio Rebelde

Cuba sueña con la segunda fase del Clásico Mundial de Béisbol

Con ofensiva de 13 jits y espectacular picheo, Cuba apabulló hoy 7-1 al anfitrión Taipéi de China para alcanzar su segundo triunfo en el grupo A con sede en el Estadio Intercontinental de Taichung y así frisar los límites de la venidera fase de cuartos de final.

Entre esos imparables llegaron los dos primeros jonrones de la tropa comandada por el mentor Armando Jhonson, salidos de los bates del torpedero Erisbel Arruebarrena y del antesalista ligamayorista Yoan Moncada, para callar al eufórico graderío y levantar a un conjunto que ha sabido recuperase después de las dos primeras derrotas, pues se ha soltado a batear sin miramientos.

La tanda de Cuba, conocedora del valor de una victoria en este partido de marras, concretó muy buenos turnos al bate y supo remolcar a los hombres que entraban en circulación.

Antes del partido, este grupo A transitaba muy cerrado y era necesario no solo superar a los taipeyanos que lideraban el departamento de jonrones (5), sino también impedir anotaciones por si hacía falta ir a un desempate entre dos o más equipos que finalizaran con similar cota de dos victorias y par de derrotas, en busca de los dos boletos para cuartos de final en Japón.

Y de cerrar las puertas del plato se encargaron cuatro de los cinco lanzadores con sus excelentes demostraciones, al extremo de permitir apenas cuatro jits. Uno se lo pegaron al abridor Elian Leyva y el otro al primer relevista Luis Miguel Romero, en tanto Onelki García y Liván Moinelo fueron intocables.

La única carrera que anotaron los anfitriones fue en el noveno episodio, con dos jits frente al relevista pinareño Raidel Martínez. El saldo de ese excelente trabajo monticular cubano fue la consumación de 11 ponches.

Madero en ristre destacó el bateador designado Alfredo Despaigne, quien se fue de 4-2 con un doblete y dos remolques, confirmando su linaje como cuarto bate del equipo Cuba.

También hubo destaque para el inicialista matancero Yadir Drake, que impuso récord cubano de jits consecutivos para Clásicos Mundiales (6), si se suman los cuatro que conectó en el triunfo contra Panamá y los dos signados en sus primeras comparecencias de hoy al home play. La cota anterior era del también yumurino Yoandry Garlobo (5).

Luego de este triunfo, los cubanos esperan el duelo que se disputará a continuación entre Países Bajos e Italia. Si ganan los tulipanes quedarían como primeros (3-1) y la tropa de Jhonson sería segunda.

Pero si gana Italia, ocurriría un inédito quíntuple empate (2-2) y entonces se aplicaría la regla de desempate (carreras permitidas entre outs sacados a la defensa). Y los cubanos también exhiben buenos números en este especial acápite.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =