Ilustración: Osval

Desarticulan en Cuba redes de estafadores

Más de 120 estafadores fueron detenidos y 12 redes dedicadas a ese delito desarticuladas durante 2022 por fuerzas del Ministerio del Interior (Minint) de Cuba, informó hoy ese organismo.

Asimismo fueron neutralizados 17 casos durante la planificación de los atracos, y aunque no se reportan pérdidas de vidas humanas como consecuencia de estos hechos, sí hubo heridos de gravedad por la violencia extrema empleada por los delincuentes, indicó el Minint.

Modus operandi

El modus operandi parte del uso de plataformas digitales para captar a las potenciales víctimas, interesadas en realizar operaciones informales de compra-venta de moneda convertible, y que se convierten en blancos de robos con violencia y estafas, mientras se involucran en delitos de tráfico de divisas y otras conductas que propician la especulación financiera.

Las autoridades advierten que por Facebook y otras redes sociales los victimarios ofrecen precios tentadores para la venta de divisas, y acuerdan con sus “clientes” dirección, día y hora exacta a la que deben acudir para realizar el “cambio”.

Por lo general, la escena del crimen suele ser un lugar apartado, de escasa circulación de personas y vehículos, en horarios estudiados y fuera de los municipios donde residen las víctimas.

Finalmente, los portadores de grandes sumas de pesos cubanos para comprar los dólares prometidos, son asaltados por individuos que a la fuerza y en algunos casos empleando armas blancas o de fuego, los amenazan, agreden y le sustraen todo el dinero.

El Minint señaló que los procesos realizados por las direcciones Técnica de Investigaciones, de Investigación Criminal y la Policía Nacional Revolucionaria, han establecido y neutralizado cadenas delictivas dedicadas a estos hechos.

Uso de perfiles falsos

Esas redes incluyen a quien hace la propuesta en Internet usando siempre un perfil falso y con fácil comunicación, al que da la cara y conduce a la víctima al lugar del delito y a los atacantes, cuya cifra varía en dependencia de la cadena delictiva.

Las autoridades alertan insistentemente que se requiere no solo vigilancia y participación de la población en el enfrentamiento y denuncia oportuna de estos hechos, sino también elevar la percepción de riesgo ante ofertas ilícitas de maleantes que aprovechan de necesidades de las personas y las facilidades que ofrecen las redes sociales digitales para ejecutar acciones criminales.

Con información de la agencia Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =