Cáncer, sala Oncohematología, Hospital Pediátrico de Holguín
Pacientes pediátricos en la sala de Oncohematología de Hospital de Holguín. Foto: periódico ¡ahora!

Cáncer infantil, una mejor supervivencia es posible

Cuando el cáncer aparece en la vida de un adulto impacta sobremanera, no solo al enfermo, sino en el ámbito cercano que lo rodea. No obstante, es aún más temible y doloroso este padecimiento cuando afecta a niños porque la sola amenaza de poner en peligro, de manera prematura una vida cuando apenas comienza duele muy hondo en padres, familiares, amigos y hasta a nivel social. Precisamente a la oncología pediátrica cada 15 de febrero se dedican espacios de debate por conmemorarse el día de lucha contra el cáncer infantil.

A nivel de país este es un problema de salud priorizado y la mayoría de los casos diagnosticados se clasifican esencialmente en ocho localizaciones en edades pediátricas, por ser las que concentran más casos. Y de manera primordial las leucemias son las que reportan mayor cantidad de diagnósticos, con alrededor un 30 por ciento.

En el Hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja radica el Centro Territorial para la atención a los pacientes oncológicos de las provincias de Granma, Las Tunas y Holguín, donde  se diagnostican como promedio entre 30 y 40 casos nuevos cada año, con una sobrevida superior al 80 por ciento. Al cierre del año 2022 en esta provincia nororiental los tumores malignos se ubicaron en las primeras causas de mortalidad en edad preescolar.

Cáncer infantil, síntomasRelacionado con este tema muchos desconocen que a diferencia de otras edades, el cáncer en pediatría es curable. Entre otras causas por su origen, tipos y evolución. Al no estar asociado a estilos de vida o factores de riesgo sino  debido esencialmente a alteraciones genéticas y moleculares específicas producidas tempranamente durante el desarrollo o en las primeras etapas de la vida.

Diagnóstico temprano

De una mejor evolución dependerá el diagnóstico temprano, el tratamiento oportuno y el cuidado integral del paciente. Si se cumplen estos principios la posibilidad de sobrevida es mucho mayor. Este resultado lo hacen posible la acción conjunta de familias, tratamientos y profesionales especializados en el cuidado y atención de este tipo de pacientes.

Además se debe tomar en cuenta que si bien muchos de los casos oncológicos pediátricos  reciben  el alta es de suma importancia  el seguimiento específico e individualizado de cada niño, una vez superada la enfermedad.

Como sociedad aún restan acciones por hacer para sensibilizar y crear conciencia sobre los principales retos, temores y desafíos a los que se enfrentan los niños, adolescentes y sus familias ante un diagnóstico y evolución de una enfermedad oncológica. En estos casos toda ayuda es poca y el apoyo emocional que se le pueda dar contribuirá a mantener la fortaleza y resistencia que demuestran estos pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =