Ileana Morales, directores, Ciencia, Innovación del Ministerio, Salud Pública
Ileana Morales, directora de Ciencia e Innovación del Ministerio de Salud Pública. Foto: Prensa Latina

Cuba apuesta por inversiones en ciencia e innovación en la salud

Cuba apuesta hoy por las inversiones en ciencia e innovación y tecnología dentro de la industria biotecnológica y farmacéutica porque es una fuerza motriz del desarrollo, afirmaron directivos del sector de la salud.

Los directores de Ciencia e Innovación del Ministerio de Salud Pública, Ileana Morales, y del Grupo Empresarial Biocubafarma, Rolando Pérez, respectivamente, explicaron los esfuerzos del archipiélago en materia de investigación científica y las razones por las cuales las autoridades gubernamentales priorizan esta actividad.

En su intervención, Pérez afirmó que la actual inversión está dirigida a incorporar y desarrollar productos y tecnologías con una mayor efectividad diagnóstica y terapéutica que permita al sistema nacional de salud alcanzar los indicadores y estándares que existen a nivel mundial, con la diferencia que en Cuba existe la voluntad política de que esos resultados lleguen a toda la población por igual, destacó Pérez.

Además, introducir productos innovadores con alto potencial de impacto, agregó, y aclaró que estas inversiones en investigación y desarrollo alcanzan apenas el 10 por ciento de los gastos de operación de la industria para satisfacer las demandas de productos y servicios que demanda el sistema de salud.

De ninguna manera el poder de inversión es razón de la escasa cobertura de medicamentos y tecnologías, cuyas causas están en las limitaciones financieras del país, agravadas por el bloqueo económico del gobierno de los Estados Unidos, significó Pérez.

Capacidad tecnológica y capital humano

No obstante, La Habana tiene la capacidad tecnológica y el capital humano para satisfacer la demanda del sistema nacional de salud, por lo que del problema financiero se saldrá sin empeñar el futuro de la industria médico-farmacéutica, acotó.

Para 2030 Cuba debe producir el 80 por ciento de los productos del cuadro básico de medicamentos y 40 millones de unidades de fármacos de origen natural, además de introducir nuevos productos para el tratamiento del cáncer, enfermedades autoinmunes y neurogenerativas, muchos de ellos en diferentes etapas de ensayos clínicos.

Entre las perspectivas mencionaron también el desarrollo de nuevas vacunas como la antineumococo, que ya concluyó los ensayos clínicos, y a mediano plazo otra contra el virus del papiloma humano, además de una contra el dengue, entre el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Otros retos científicos para el 2023 del sistema nacional de salud son el fortalecimiento de la red de 27 laboratorios de biología molecular, mejorar la gestión integral de los servicios sanitarios e introducir la salud digital en la atención primaria y en las salas de cuidados intensivos.

Con información de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =