Cuba, José Martí, Natalicio, Historia

Héroes desde la óptica martiana

En la obra de José Martí encontramos alusión clara, profunda e ilustradora de personalidades que han dejado una notable huella en la historia de Cuba y América Latina. El concepto de héroes desde la óptica martiana destaca la ética, el honor y la influencia del pensamiento patriótico de los personajes en estrecha relación con su época.

Martí al hablar de Bolívar, San Martín e Hidalgo en el relato Tres héroes, publicado en La Edad de Oro —revista dedicada a los niños y niñas de Nuestra América— ofrece una de las más sublimes y completas definiciones sobre héroes: “Esos son héroes, los que pelean para hacer a los pueblos libres, o los que padecen en pobreza o desgracia por defender una gran verdad”.

El Apóstol ve en el héroe la responsabilidad histórica con su tiempo y el compromiso ineludible con la causa de la libertad: “Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad […] En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana”.

Cuba, José Martí, Historia A Félix Varela, considerado uno de los forjadores de la nación cubana, Martí lo definió de manera magistral como: “Patriota entero que cuando vio incompatible el gobierno de España con el carácter y las necesidades criollas, dijo sin miedo lo que vio, y vino a morir cerca de Cuba, tan cerca de Cuba como pudo […]”.

Ante la grandeza de Carlos Manuel de Céspedes y su extraordinario desprendimiento a favor de la independencia de Cuba, dijo: “[…] De Céspedes el ímpetu […] el volcán, que viene, tremendo e imperfecto, de las entrañas de la tierra […] De Céspedes el arrebato […] desafía con autoridad como de rey; y con fuerza como de la luz”.

Exaltó la valentía y la gloria de ser el primero en obrar “[…] aquel pleitista, aquel amo de hombres, aquel negociante revoltoso, se levantó como por increíble claridad transfigurado. Y no fue más grande cuando proclamó a su patria libre, sino cuando reunió a sus siervos, y los llamó a sus brazos como hermanos”.

Y de Ignacio Agramonte y Loynaz enalteció su nobleza y lealtad: “[…] De Agramonte la virtud […] la purificación […] se sonrojaba cuando le ponderaban su mérito; se le humedecían los ojos cuando pensaba en el heroísmo […] Era como si por donde los hombres tienen corazón tuviera él estrella. Su luz era así, como la que dan los astros […]”.

La dignidad y ejemplo de Máximo Gómez Báez la resumió cuando dijo: “[…] pongo en un hombre no común mi afecto […] La honradez de usted., General, me parece igual a su discreción y a su bravura”.

“[…] No conozco yo, General Maceo, soldado más bravo ni cubano más tenaz que usted.” —así escribió Martí sobre el Titán de Bronce— […] Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo […] Firme es su pensamiento […] No deja frase rota, ni usa voz impura, […] Con el pensamiento la servirá, más aún que con el valor. Le son naturales el vigor y la grandeza […]”.

Sintió una gran admiración por Antonio Maceo y Grajales, el patriota rebelde protagonista de la Protesta de Baraguá el 15 de marzo de 1878: […] es para mí —y lo digo a boca llena y a pluma continua— uno de los hombres más enteros y pujantes, más lúcidos y útiles a Cuba […] De la madre, más que del padre, viene el hijo […] pero Maceo fue feliz porque vino de león  y de leona […]”.

Los textos de Martí sobre héroes cubanos son fuente de conocimiento y consulta. Reflejan un correcto razonamiento histórico sobre la actuación de las personalidades en estrecha relación con los diferentes hechos, periodos y escenarios en los que participan y destacan. Sus valoraciones enfatizan cualidades morales y éticas, el comportamiento humano con virtudes y faltas y la lealtad a la Patria.

El legado histórico y universal de José Martí conserva su vigencia a 170 años de su natalicio.

Lea: Conocimiento de la historia, expresión de identidad y soberanía

Fuente: Cuadernos Martianos II y III

Yamila Pupo Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 16 =