CarlosJFinlay, Cuba, Medicina, fiebre amarilla
El médico epidemiólogo Carlos Juan Finlay de Barres, descubridor de la fiebre amarilla. Foto: Archivo

Recuerdan a Carlos Juan Finlay descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla

Cuba recuerda este sábado el fallecimiento del eminente médico epidemiólogo Carlos Juan Finlay de Barres, cuyo principal aporte a la ciencia mundial fue su explicación del modo de transmisión de la fiebre amarilla.

Nacido en el territorio de la actual provincia de Camagüey, Oriente de Cuba, Finlay (1833-1915) descubrió el agente transmisor de la fiebre amarilla, lo que permitió sanear las zonas invadidas por este insecto infeccioso en todo el mundo.

En la isla caribeña se creó en su honor la Orden al Mérito “Carlos J. Finlay, otorgada a los que prestan relevantes servicios a la ciencia. Asimismo el tres de diciembre, en conmemoración a su nacimiento, se celebra el Día de la Medicina Latinoamericana.

El epidemiólogo cubano fue nominado al Premio Nobel de Medicina, en atención a su labor científica, considerada como una de las más importantes en el campo de las enfermedades tropicales.

Los méritos de este científico de la isla antillana le permitieron integrar la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana; fue nombrado Jefe de la Junta Superior de Sanidad en 1902,y recibió numerosos reconocimientos, entre ellos la Orden de la Legión de Honor de Francia.

Con información de Prensa Latina

Datos:

Carlos Juan Finlay y Barrés (Puerto Príncipe, actual Camagüey, Capitanía General de Cuba, 3 de diciembre de 1833La Habana, Cuba, 19 de agosto de 1915),1​ citado generalmente como Carlos J. Finlay, fue un médico y científico hispanocubano. Descubrió y describió la importancia del vector biológico a través de la teoría metaxénica de la transmisión de enfermedades por agentes biológicos, aplicándola a la fiebre amarilla, transmitida por la hembra fecundada del mosquito Aedes aegypti. A pesar de haber descubierto el origen de la fiebre amarilla y de haber demostrado la presencia de un transmisor (vector) y de que lo nominaron en siete ocasiones para el Premio Nobel de Medicina, nunca recibió ese reconocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =