Lactancia materna
La lactancia materna aporta al bebé los nutrientes necesarios para su crecimiento. Foto: Archivo

Lactancia materna, un acto de amor

¿Cuál es el mejor regalo que pueden hacerle las madres a sus hijos de hasta seis meses de nacidos? Muchos pueden coincidir en brindarle las condiciones y el confort necesarios, en cambio, otros apostarán de seguro por el apoyo emocional que, por supuesto, incluye un hogar feliz, pero estoy segura que muy pocos tendrían en cuenta a la lactancia materna. De este último aspecto, si nos detenemos a analizar, depende en gran medida la salud y bienestar del nuevo integrante de la familia.

Y no es que les falte razón a quienes priorizan la satisfacción de las necesidades materiales básicas o las sentimentales, pero en el afán de que el bebé no carezca de nada, a veces se olvida que en primera instancia necesita lactar para crecer sano. Especialistas en la materia recomiendan esta práctica exclusiva luego de una hora del nacimiento hasta los seis meses de edad y de manera complementaria hasta los dos años.

Por la importancia que revierte este tema, cada año se dedica la primera semana de agosto a nivel mundial a promover la lactancia materna.

Lea también: Lazos invisibles entre madre e hijo

En este sentido, preocupa sobremanera a pediatras y neonatólogos que pese a los múltiples beneficios de la leche materna, todavía parece no ser motivo suficiente para que algunas familias holguineras extiendan su uso.

Ejemplo de lo anterior se refleja en la estadística dada por el Departamento de Educación y Promoción de Salud en la provincia; si bien un 99 por ciento de los recién nacidos al egreso de la maternidad salen con lactancia materna exclusiva, de esa cifra solo el 90 por ciento la mantiene de manera exclusiva hasta los seis meses, mientras que el 41,2 por ciento de manera complementada, hasta cerca de los dos años de edad.

Infografía, beneficios lactancia materna
Infografía de doktuz.com

Tales actuaciones impiden a los bebés recibir la vacuna más efectiva existente capaz de inmunizar contra varias enfermedades, al  ofrecerle un alimento único que transmite defensas y fortalece el vínculo materno filial.

Sucede con reiterada frecuencia que las madres al acercarse la fecha de reincorporarse al trabajo, tras concluir la licencia de maternidad  suspenden la lactancia, sin conocer que no necesariamente debe ser así. Para ello necesitan contar con un entorno laboral propicio que las proteja y apoye para seguir amamantando a sus hijos al regresar al trabajo.

Por este motivo la campaña de este año enuncia “Facilitar la Lactancia materna: marcando la diferencia para las madres y padres que trabajan”. Esta no es una cuestión exclusiva de las madres, también compete al resto del núcleo familiar, a la comunidad y hasta a los centros laborales, los cuales deben estar informados, educados y empoderados para proporcionar entornos saludables a favor de este sano hábito.

Los beneficios de la lactancia no redundan solo en salud para los niños que la reciben, pues se ha comprobado que para las madres significa la disminución del riesgo de padecer cáncer de mama y ovario, diabetes tipo dos, depresión postparto y enfermedades cardíacas.

Lactar, siempre que sea posible es el principal acto de amor de una madre hacia su bebé, motivación esencial para que a instancia social se conozcan sus beneficios incuestionables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =