Adolescencia, Cuba, Juventud
Adolescentes de secundaria básica en Cuba. Foto: Juventud Rebelde

Por el bienestar mental en adolescentes

El hecho de que tenga noticias en un tiempo relativamente corto sobre el intento suicida o el hecho consumado en sí de varios adolescentes en la provincia de Holguín, además de lacerar muy hondo a instancia familiar y social, por las implicaciones que tales circunstancias traen consigo, a las claras denota posibles lecturas de un problema multifactorial que evidentemente atenta contra el bienestar mental de este grupo etario.

A este último tópico cada dos de marzo se le dedican múltiples espacios de diálogo por ser el Día Mundial del Bienestar Mental para Adolescentes, para sensibilizar a la población sobre los problemas de de salud mental que los afectan. El territorio holguinero, no exento de tal manifestación en el comportamiento de los adolescentes intenciona desde el sector de la salud el trabajo con los psiquiatras infanto juveniles para lograr que se sientan más seguros y capaces.

Ante todo se debe partir de que la adolescencia es una etapa muy compleja del desarrollo donde se forman hábitos que inciden en el bienestar mental. En ese tránsito de la niñez a la adultez ocurren importantes cambios de diversa índole a los que la familia y el entorno social le deben prestar especial atención.

Relacionado con lo anterior, investigaciones en este campo revelan  que uno de cada cinco adolescentes presenta una afección de salud mental. Si a lo anterior unimos que el intento suicida en esta etapa de la vida es una de las causas más frecuentes de ingreso en el servicio de Psiquiatría  del Hospital Pediátrico Provincial Octavio de la Concepción de la Pedraja, es evidente que resta mucho trabajo por hacer para revertir tal situación.

En la adolescencia la relación escuela, familia y comunidad es vital, por ser estos escenarios donde se pueden generar conflictos tales como problemas de comunicación intrafamiliar, discusiones,  carencias de afecto, falta  de apoyo, padres con conductas y hábitos inadecuados, fracaso escolar, desmotivación hacia los estudios, presión académica familiar y mal manejo.

Por las particularidades propias de la edad pueden manifestar aislamiento social, incomunicación, darle mayor importancia a la aceptación del grupo de amigos y sobre todo, no pedir ayuda por creerla innecesaria. Esta situación empeora si la acompañan enfermedades crónicas, malformaciones físicas, conflictos con su identidad sexual, así como relaciones sexuales tempranas sin protección, inestabilidad en las relaciones de pareja y el embarazo, lo cual puede favorecer el bulliyng y con ello muchas veces depresión, ansiedad, alteración del estado de ánimo, trastornos del comportamiento y hasta de la alimentación como la anorexia o bulimia.

Para brindar una mejor atención a los adolescentes necesitados y a todas las personas de manera general, la estructura de la salud mental en la provincia de Holguín está compuesta por departamentos en esta rama en cada municipio, en cada área de salud y por servicios de salud mental en los hospitales generales.

Se trata de un servicio que crece progresivamente al contar en la actualidad con equipos multidisciplinarios a nivel de cada área de salud, en cumplimiento con la esencia del Sistema Nacional de Salud de basarse en el principio de contribuir a la salud integral del hombre, elemento donde el desarrollo de la salud mental es de suma importancia.

En este sentido, se debe diseñar y aplicar estrategias de apoyo de salud mental dirigidas a los adolescentes, con recursos que favorezcan su bienestar psicológico e impacten de manera positiva en sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − uno =