Audio Real

Petróleo, soldados y mau mau

Pin It

Camilo Capote Sierra Maestra f archivo historiaEl Ejército de Cuba, nombre oficial de las fuerzas armadas de la dictadura de Fulgencio Batista durante el desarrollo de la guerra que se efectuó entre 1956 y 1958, comenzó a tener serios problemas con el abastecimiento de combustible. Esta situación se hizo candente luego de la derrota de la gran ofensiva contra los rebeldes (mau mau) en la Sierra Maestra.

El Ejército Rebelde creó varias columnas que llevaron la guerra a Las Villas, las llanuras camagüeyanas y toda la provincia de Oriente. Una de las instrucciones que tenían esas tropas era impedir el transporte terrestre. Este era el medio más utilizado para abastecer de combustible los diferentes poblados y ciudades cubanas.

El Regimiento 7 de la guardia rural tenía su jefatura a pocos kilómetros de Holguín, en la carretera central que iba de esa ciudad a La Habana. La jurisdicción de esa unidad comprendía desde el antiguo municipio de Victoria de las Tunas hasta el de Sagua de Tánamo.

En tiempos normales el combustible llegaba a la jurisdicción del Regimiento 7 de la refinería de Santiago de Cuba por la carretera central. En Holguín existían tres grandes tanques de la ESSO Standard Oil, uno de 25 000 de gas oil otro de igual capacidad de gasolina especial que, en la época, se utilizaba poco y el tercero de 106 000 galones de gasolina regular donde se guardaba ese precioso liquido. Luego se iba distribuyendo según los pedidos por Tunas, Holguín, Cueto, Mayarí, Puerto Padre y otros lugares. (1)

La ofensiva rebelde en los últimos meses de 1958 cortó por completo el suministro de combustible. La carretera central que unía a Holguín con Santiago de Cuba se encontraba prácticamente bajo el hostigamiento de todos los frentes guerrilleros que actuaban en la provincia de Oriente. El mando del regimiento no se convirtió en un ente pasivo del desarrollo de los acontecimientos y decidió tomar medidas para abastecerse de combustibles. Para complicar más la situación tropas de la Columna 14 Juan Manuel Márquez en la noche del 2 de noviembre de 1958 incursionaron en Holguín y sabotearon las instalaciones de la ESSO Standard Oil situados en las afueras de la ciudad provocando un incendio. Este sabotaje creó un problema muy serio, pues no se contaba con medios para extinguirlo.

Al día siguiente, 3 de noviembre, del Regimiento le comunican al mando superior le informe la dirección en La Habana de la ESSO Standard Oil de parte del administrador de esa empresa en Holguín que envíen por avión extinguidores, pues no se había podido controlar el incendio. (2)

La ESSO responde de inmediato; se fleta un avión con personal técnico, equipos y ejecutivos a las 13.30 horas de ese día. Del Estado Mayor le ordenan a la jefatura del Regimiento: “Interesa facilidades aterrizaje campo militar por cercanía depósitos a lo que se ha accedido” (3) El incendio fue extinguido pero el sistema de suministro de combustible a gran parte del norte de la provincia de Oriente había sido seriamente afectado.

Hay un interesante testimonio sobre aquel sabotaje de uno de los empleados de la empresa, Sabas David Garcia Batista:

“Yo era dependiente de planta de la ESSO Standard Oil en Holguín, soy el único de sus empleados vivos que queda en Cuba. Esa empresa recibía el combustible de Santiago…”

“Para la protección de los tanques existía un sereno, esa noche le tocó a Indalecio Feria, el me contó que los rebeldes entraron por la costa del río Jigüe y el trató de desaparecerse pero se quedó enganchado en la parte de debajo de una cerca de alambre de perles que rodeaba los tanques, cuando los vecinos supieron que eran rebeldes salieron de sus casas, se lo encontraron a él y tratando de desengancharlo le chivaron la columna vertebral.”

“Los rebeldes le entraron a tiros al tanque de 106 000 galones de gasolina regular, salieron los chorros y le tiraron cocteles, a los de al lado no los prendieron. Por la madrugada me fue a buscar la policía a la casa para que fuera a apagar el tanque, al otro día llegaron dos americanos y un ingeniero cubano en un avión desde La Habana, junto con los bomberos logramos apagar el fuego como a las tres de la tarde, fue posible recuperar 75 000 galones en rastras mientras se luchaba contra el fuego, los bomberos echaron tanta agua que el combustible derramado dentro del muro de contención que rodeaba el tanque corría el riesgo de desbordarse y que regara la candela por todo aquello, por eso prendimos nuevamente el combustible que quedaba dentro del tanque para que se gastara, se consumió totalmente alrededor de las nuevo o las diez de la noche.”

“Recuerdo que sobre las diez de la mañana se apareció un avión y ametralló toda la zona de la loma del Caguayo y el rio Jigue donde habían aparecido los rebeldes la noche anterior.” (4)

Los militares no se amilanaron ante esta situación que le había creado el referido sabotaje. El 11 de diciembre 1958 el mando del Regimiento pedía el envío por mar de petróleo a Juan Claro, un embarcadero en la bahía de Puerto Padre. Lo trasladarían por medio de un oleoducto al pueblo de Puerto Padre. Desde allí pensaban transportarlo a Holguín en convoyes protegidos. (5) Pero esta medida fracasó. Era demasiado riesgoso atravesar esa zona bajo el hostigamiento de las fuerzas guerrilleras con gigantescas pipas de combustible que podían convertir los enfrentamientos con el enemigo en una especie de tiro al blanco. La situación con el combustible llegó a ser tan difícil que se trató de paliar la falta de este por medio de la aviación. El 17 de diciembre el mando batistiano pidió combustible por vía a área a Santiago de Cuba. (6) El 23 de diciembre de 1958 se solicitaba traer gasolina por aviones desde Camagüey. La empresa Sinclair estaba dispuesta a dar ese servicio desde esa ciudad. Los militares argumentaban que “Holguín se quedara sin agua por falta de combustible. Cada avión puede traer 1480 galones en tanques de 55 galones. Solo nos queda para mañana agua hoy suprimida para darla mañana 24” (7)

El jefe de la Fuerza Aérea del Ejército dio órdenes de situar en el aeropuerto de Camagüey 25 bidones que serían trasladados a Holguín en avión. El puente aéreo se iniciaría el 25 de diciembre de 1958. (8) Ya fuera por tierra o por aire el suministro de combustible no cesó por completo. El ejército tuvo suficiente para mantenerse en operaciones hasta el final de la guerra. Este contrapunteo entre guerrilleros y militares por el combustible es una historia muy poco conocida.

NOTAS
1--Ochoa Minervino, Dolores Feria, José R. Murt Mulet, José Abreu Cardet: Misión especial de operaciones, Editado por la Sección de Investigaciones Históricas de Holguín, 1990. p. 114
2--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24-5.1-6:5.1-1-52
3--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24—6.1--6:5.1-1-52
4--Ochoa Minervino, Dolores Feria, José R. Murt Mulet, José Abreu Cardet: Misión especial de operaciones, Editado por la Sección de Investigaciones Históricas de Holguín, 1990. pp. 114 - 115
5--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24—6.1—:6-2:-1-1-76
6--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24—6.1—6.2.6—1—13
7--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24—5.1—:6-1:-1- 3-15
8--Instituto de Historia de Cuba. Fondo: Ejército 24—5.1—:6-1: 3-1—20

Author: José Abreu CardetEmail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Otros artículos de este autor

entrada audio real

entrada ra manuel angulo

entrada ra manuel angulo 2

infografia

entrada reforma constitucional 287x38px

texto constitucional 287x25px

ventas cambios permutas

Últimos artículos

Lo más leído

Copyright © 2020 Radio Angulo. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.