Muchos holguineros anuncian la venta de sus casas de diferentes formas. Foto: Amauris BetancourtEl pasado 10 de noviembre, el Instituto Nacional de la Vivienda puso en vigor el Decreto-Ley 288 de 2011, el cual autoriza la compra-venta, permuta, donación y adjudicación de casas en Cuba.

Esta medida modifica la Ley No. 65, del 23 de diciembre de 1988 - Ley General de la Vivienda-, y faculta a sus propietarios para realizar las acciones antes mencionadas de manera legal, siempre en presencia de un notario público.

Para tasar una vivienda, la especialista en Planificación Física de la Vivienda en el municipio de Holguín, en la provincia de igual nombre al Oriente del país, Niurka Rodríguez Cobas refirió que se deben solicitar los servicios del arquitecto de la comunidad, única persona facultada para realizar dichas operaciones, en las que se tendrán en cuenta: grupo a que pertenece, estado técnico, espacio útil (piso por m²), años de construcción, ubicación geográfica, área construida, terreno adicional y otros, características necesarias para determinar el precio básico del inmueble.

Rodríguez Cobas expreso, además, en la ciudad de Holguín existen tres grupos de residencias: el primero y más importante se encuentra enclavado en el casco histórico y su valor en metros cuadrados es mayor; al segundo grupo pertenecen las zonas aledañas al primero, y el tercero al resto de la ciudad, sin exceder los perímetros urbanos. Quiere decir, que el valor se deprecia por la ubicación geográfica.

Las personas deben conocer estas particularidades para saber el valor real de sus viviendas y evitar la especulación. Tales medidas, que flexibilizan los trámites legales de inmuebles, persiguen aliviar la carencia habitacional del país y que más personas cuenten con una vivienda acorde con sus posibilidades y necesidades.

En diálogo con ciudadanos holguineros interesados en vender sus bienes patrimoniales, respondieron interrogantes acerca del valor que ellos les atribuían, pues las casas con determinadas condiciones estructurales tienen valores acordes con la oferta y demanda; algunos de ellos afirmaron que si los inmuebles tienen precios elevados, están obligados a vender caro para comprar caro.

Pero ¿quién compra a tan altos precios? En Holguín, solo un pequeño grupo de personas compran viviendas, por su posición económica, beneficiarios de remesas de familiares residentes en el exterior, y dueños de negocios, entre otros.

Otras respuestas se relacionan con las características adicionales propias de las viviendas, ejemplo: garaje, cisterna, servicio regular de agua, patio, placa libre, planta donde se encuentra la casa y, sobre todo, zona de asentamiento.

Todos estos factores, unidos a la especulación, conllevan a que una casa en la ciudad de Holguín tenga el mismo valor e incluso superior a una similar en la capital cubana. Entonces, ¿estarán conscientes los holguineros del precio de venta de sus viviendas?



Escribir un comentario.Si ya está registrado debe iniciar sesion primero.