{mosimage}(May. 29) Las altas concentraciones de una proteína en el cerebro pueden explicar la adicción a las drogas, confirmó un estudio con ratones que difundió la revista Science en su edición más reciente.

Investigadores de la Universidad de Toronto basaron sus resultados en un estudio con ratones no dependientes a drogas a los que inyectaron cantidades altas de una proteína conocida como Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro (BDNF) en una región del cerebro asociada a la recompensa.

Cuando esa proteína se encontró en concentraciones elevadas en el área ventral tegmental (AVT), los animales reaccionaron como si fueran dependientes a las drogas y las buscaron con ansiedad.

El AVT consiste en vías de dopamina (dopaminérgicas), que parecen ser centros del placer.

"Cuando se inyecta directamente BDNF en el AVT, los mecanismos de recompensa de los animales funcionan como si éstos fueran dependientes de los opiáceos, pero sin haber recibido droga alguna", explicó Héctor Vargas.

Los resultados de la investigación contribuyen a comprender mejor los mecanismos involucrados en la dependencia a las drogas.

De acuerdo con los científicos, esto comprueba que esa proteína natural está involucrada en los cambios en el circuito de recompensa del cerebro de un sistema independiente de la dopamina a uno dependiente.

"Si logramos entender cómo los circuitos del cerebro cambian con el abuso de las drogas, podríamos potencialmente sugerir medidas para contrarrestar médicamente los efectos de la dependencia", indicó el neurocientífico Scott Steffensen, de la universidad estadounidense de Brigham Young y coautor del estudio.

Usted no tiene suficientes derechos para agregar comentarios. Tal vez, debería registrarse en el sitio.