Día de los enamorados. Foto: Amauris Betancourt.Muchas personas consideran que el amor se acaba a los pocos meses de iniciada una relación y luego afloran las contradicciones que, frecuentemente, conducen al divorcio.

Aseguran que, al principio, las llamadas, mensajes y flores resultan inevitables y las miradas provocan sonrisas y suspiros.

Sin embargo, después de transcurrido algún tiempo, lo que antes parecía gracioso de uno es insoportable para el otro. Las discusiones se hacen habituales y ambos desean pasar más horas solos o en compañía de amigos. Las galanterías disminuyen y los piropos, siempre agradables, desaparecen o cambian de destinatario.

El fomento del romanticismo mediante acciones como tomarse de las manos, ver juntos la televisión, pasear por el parque y observar las estrellas se convierte en un recuerdo lejano.

No pocos jóvenes se hechizan ante la belleza física de una persona determinada y apenas se preocupan por sus valores y hermosura espiritual, que es lo que perdura y nos hace especiales.

Víctimas quizá de la inmadurez, conceden demasiada importancia al pulóver Adidas, los zapatos Nike y la bicicleta Montañesa. Y, con frecuencia, la etapa de enamoramiento no dura lo suficiente y los miembros de la pareja deciden iniciar una relación amorosa sin conocerse en verdad.

Desafortunadamente, muchos matrimonios terminan rápido, porque “cuando nos conocimos él o ella no era así”.

Para algunos, el amor es, tal vez, la asignatura o el deporte más difícil. En él, para conseguir un jonrón o cien puntos, ha de existir paciencia y comprensión, cariño y respeto. Hay que ver más allá de la apariencia física y demostrarle a la otra persona cuán especial es para nosotros.

Los casados deben avivar la ternura a toda costa y mantener un diálogo objetivo y sincero. Según especialistas, no deben hablar de sus problemas cuando estén enojados, ni llevar a la cama preocupaciones ajenas a ella. Han de reír y divertirse juntos con la mayor frecuencia posible y evocar siempre los momentos agradables de su relación.

Tal vez así puedan anotar un gol y levantar la copa del amor para ser entonces campeones de la vida.

Escribir un comentario.Si ya está registrado debe iniciar sesion primero.