Hay 1285 invitados en línea

Jueves, 19 Julio 2018
En Holguín trabajan por un mayor control sanitario internacional
  • Escrito por Maylín Betancourt Verdecia
En el aeropuerto internacional Frank País se toman medidas para evitar la entrada a Cuba de enfermedades. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)
Varios países del mundo mantienen trasmisión activa de algunas enfermedades como las respiratorias agudas, brotes de fiebre amarilla y paludismo. Como Holguín mantiene proyectos de colaboración con disímiles países y se ha incrementado del número de viajeros a esos destinos es necesario un control sanitario efectivo de los mismos.

Ante el riesgo que representa para el país la entrada y trasmisión de enfermedades ya erradicadas o que mantienen bajos índices de infestación, resulta eminente reforzar el control sanitario internacional en marinas internacionales, puertos y aeropuertos, con énfasis en estos últimos.

Así lo refirió Eliécer Ortiz Hidalgo, funcionario del control sanitario internacional del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología: “La situación internacional está bastante compleja no solo en Brasil sino en ocho países fronterizos con el gigante sudamericano, donde Cuba brinda colaboración medica. Otro factor de riesgo son los viajeros cubanos que los visitan de forma frecuente, con estos es complejo el control de turistas, porque no siempre informan las direcciones, como los colaboradores quienes están sujetos al control de los organismos. Por eso las acciones de control inician en los puntos de entrada a la provincia”.

Holguín al contar con el aeropuerto internacional Frank País García, por el cual arriban con frecuencia colaboradores, una aerolínea comercial de Venezuela y un vuelo Copa con viajeros y tripulantes procedentes del cono Sur y la región andina, debe velar por un control efectivo de sus viajeros.

A los viajeros procedentes de países con riesgo de fiebre amarilla, paludismo y otras enfermedades trasmisibles además de pedírseles evidencias de vacunación al arribar al país se les realizan otras pruebas, sobre las que comenta el funcionario del control sanitario internacional en Holguín.

“Se realiza vigilancia epidemiológica por cinco horas en el Centro de Atención al Colaborador, no solo a los viajeros de Holguín sino a los de otras provincias y luego se informa por vía electrónica a los municipios los listados de vuelo. No obstante, los consultorios del médico de la familia deben tener dispensarizados a los viajeros frecuentes.

En cuanto al paludismo seguimos trabajando en la zona de residencia de los viajeros donde tenemos criaderos de anofhelinos y en la vigilancia pasiva de personas con fiebre. Realizamos la gota gruesa palúdica en las primeras 72 horas y luego el control parasitológico por ocho semanas”.

En el control oportuno de las acciones de vigilancia y control que como provincia seamos capaces de realizar se halla la posibilidad de minimizar la entrada al país de dolencias transmisibles o emergentes.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios