Hay 714 invitados en línea

Martes, 24 Octubre 2017
Alzheimer, una dolencia de impacto social
  • Escrito por Maylín Betancourt Verdecia
En este artículo: Holguín Cuba Salud Sociedad
Alzheimer. Ilustración tomada de Prensa Latina
A propósito del Día Mundial del Alzheimer, trastorno progresivo, degenerativo e incurable del cerebro que afecta la memoria y desenlaza en la muerte, se hace necesario concienciar y ayudar a prevenir esta enfermedad.

La fecha -21 de septiembre- fue instituida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de sensibilizar a las personas, dar a conocer la enfermedad y difundir información al respecto en aras de prevenir esta patología, que afecta a más de 160 mil personas en Cuba.

Asimismo reconoce que esa dolencia tiene un impacto físico, psicológico, social y económico en los cuidadores, las familias y la sociedad.

A todos nos pasa que en algún momento de nuestras vidas tenemos dificultades para recordar el nombre de alguien o alguna palabra específica, sin embargo esto no significa que sea una señal vinculada al Alzheimer.

Hoy se hace necesario referirnos a los síntomas iniciales de esta dolencia para poder detectarlo y tratarlo tempranamente. Esta se va desarrollando de forma silente a lo largo de unos 20 años, después tiene lugar el deterioro cognitivo hasta llegar a la fase final, la más visible.

Todo comienza con el deterioro de memoria de acontecimientos recientes, pueden ser olvidos de actividades o acciones recientes, seguido por cambios en la personalidad, generados por actitudes distintas y alucinaciones continuas, por ello los familiares deben ser siempre el soporte y apoyarlos en sus actitudes.

Luego se producen alteraciones del lenguaje, en lugar de mencionar un objeto en sí, se da una explicación sobre el mismo, pues no se recuerda el nombre en particular. Las energías de las personas que padecen de este trastorno disminuyen considerablemente y de forma gradual. En ocasiones, el estado anímico se ve afectado porque la persona no comprende el porqué de la situación y la demencia. En este punto es importante la paciencia del familiar y la persona que estará a su lado cuidándolo.

Aparecen problemas de orientación y atención, pueden confundir un lugar, a una persona, una situación o cosa. La persona con Alzheimer suele colocar las cosas fuera del lugar habitual, no puede recordar los pasos para encontrarlas. En muchas ocasiones acusan a otras personas de robarles.

El nombre del padecimiento se debe a que en el año 1906 Alois Alzheimer describió por primera vez la enfermedad. Luego de más de 100 años se lucha por desterrar el estigma que la asocia con la demencia. De ahí que se debe abogar por mayor conocimiento al respecto.

Con padecimientos como este se hace necesaria la activa participación de la comunidad científica internacional en la realización de estudios, con el fin de minimizar los efectos de la incurable enfermedad.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios