Hay 710 invitados en línea

Martes, 24 Octubre 2017
Para evitar accidentes en los niños, un hogar seguro
  • Escrito por Maylín Betancourt Verdecia
En este artículo: Holguín Cuba Salud Sociedad
Foto: Revista Mujeres
Los descuidos de los mayores son para la salud de los niños cual arma de doble filo, pues con la negligencia se da paso a la posibilidad de que ellos sufran accidentes dados por quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas y hasta atropellos.

La mayoría de los accidentes en los niños ocurren en sus propios hogares, pues es el lugar donde mayor tiempo conviven, unido a su naturaleza inquieta lo cual conlleva a tener muchísimo cuidado con ellos, pues de cualquier lugar surge el peligro. Tales fatalidades pueden y deben ser evitadas siempre y cuando padres y cuidadores actuemos con suma precaución.
Como bien reza el dicho popular “los accidentes en los niños no siempre son tan accidentales, ni tan inevitables”.Cada año en el mundo alrededor de 830 mil niños y niñas mueren debido a accidentes evitables. En nuestro país y provincia estos constituyen una de las principales causas de muerte, en especial en edades pediátricas, siendo los más frecuentes los causados por caídas, golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos entre otros.

Ciertamente un accidente fatal que termina con el deceso de un menor de edad trae consigo un desorden en la vida familiar, por tanto en el hogar que es donde por lo general ocurren, hay que adoptar medidas de seguridad que se traducirán en salud. En dependencia de la edad del niño están dados los riesgos. Por ejemplo en los más pequeños el colecho, consistente en que los padres dormidos los aplastan, es el más común.

Entonces el llamado es a que duerma en su cuna, la cual le brinda la seguridad necesaria. Mientras que a mayores edades se pueden producir intoxicaciones, caídas, quemaduras y otros. Por ello resulta imprescindible que los responsables de su cuidado tomen en cuenta la valía de su protección.

De manera que hay accidentes de cierto modo inevitables pero si se pueden impedir mediante medidas preventivas sería lo ideal. Hay que enseñar a los niños acerca de los peligros y tratar de evitar que los juegos se transformen en mortales. Una buena manera de evitar es mantener siempre fuera de su alcance detergentes, lejías, tintes, pinturas o cualquier clase de medicamentos. Para ello, es recomendable guardar todos estos productos bajo llave.

Lo mismo ocurre con los insecticidas, colonias, cosméticos, etc. En ningún caso, se deben guardar este tipo de productos en frascos o botellas de refrescos, ya que podrían ser confundidos por los niños o llamarles la atención. Asimismo, se debe evitar dejar el contacto con recipientes que contengan alimentos calientes, extremar el uso de sprays por ser altamente inflamables. Se debe velar porque no se abuse de la exposición al sol, ya que puede producirles graves quemaduras. Además habrá que revisar que los juguetes no contengan piezas pequeñas que puedan ser ingeridas. Junto a que bajo ningún concepto se deben dejar solos en las bañaderas o piscinas.

Además muy peligrosos son los juegos en terrazas, balcones y azoteas por el grado de peligrosidad que guardan. No se deben confundir las caídas propias de la edad, pues estas son frecuentes, sobre todo cuando empiezan a andar, al pequeño no tener suficiente. Pero sí hay que impedir otro tipo de caídas que pueden acarrear consecuencias graves.

La lista de prohibiciones sería eterna y muchos perderían el juicio al ver los peligros reales a los que se enfrentan los niños cada día, lo cierto es que ni llamo a una sobreprotección sino a la vigilancia juiciosa por parte de los responsables del menor.¡Toda medida preventiva que adoptemos resulta insuficiente para contribuir al cuidado de los más pequeños de casa!, hecho que se traduce en brindarles un hogar seguro para su desarrollo.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios