Hay 1459 invitados en línea

Lunes, 28 Mayo 2018

Sección Punto de Vista

Mucho ruido, poco respeto

No se trata de ir por la vida con un voto de silencio, si no de respetar el entorno en el que convivimos. Foto: Escambray
El día comenzó como otro cualquiera. Los quehaceres domésticos habituales que ya sabía de memoria y que haría aun con los ojos vendados o, como esa mañana, cerrados por el sueño. La noche anterior había tenido que quedarse en el Hospital cuidando una amiga y ya comenzaba a añorar la calidez de su cama cuando la voz salida de la nada de algún reguetonero, amplificada por cuatro bafles de audio, hizo temblar la taza con café sobre la mesa. Hoy no hay quien viva aquí, pensó para sus adentros mientras se apuraba a alejarse lo más rápido posible de semejante escándalo.

Sin crimen ni pruebas ni hábeas corpus

El expresidente Brasileño Luiz Inácio da Lula. Foto: AFP
En los últimos días la derecha brasileña había entrado en un estado de desesperación. Después de imponer en la agenda política la posibilidad de la prisión de Lula, descontando una decisión que creían segura del Supremo Tribunal Federal de Brasil, sus sueños habían empezado a debilitarse. Un conteo preliminar de los votos del tribunal parecía favorecer a Lula, sugiriendo una quiebra del consenso de Curitiba que se había impuesto hasta ese momento.

Ser o no ser, esa sí es la cuestión

Estudiantes de preuniversitario. Foto: Juventud Rebelde (Archivo)
Miles de jóvenes en Cuba se preparan para las pruebas de ingreso a la Educación Superior. Entre ellos están los futuros médicos, maestros, ingenieros, abogados... Pero no siempre se llega a este momento con las ideas claras sobre lo que se quiere ser en un futuro.

Ser feliz no debería ser una opción

No esperemos a ser licenciados, máster o tener una casa, un carro y viajar el mundo para ser felices. Conozco mucha gente que esperó para tener esas cosas y serlo y cuando finalmente las tuvieron estaban solos, sin nadie para compartir su felicidad. Foto: Radio Angulo
Hay quien dice que será feliz solo cuando termine de estudiar y tenga un título universitario. Otros que lo lograrán el día que encuentren el amor de su vida y tengan hijos. Están los que ponen su felicidad en tener un auto, una casa propia o quizás la posibilidad de viajar por el mundo. La única verdad, si es que existe una verdad absoluta, es que todo eso ayuda a ser feliz, pero no lo es todo.