Hay 595 invitados en línea

Lunes, 26 Septiembre 2016
Fidel Castro, forjador de la unidad
Fidel Castro. Foto: Roberto Chile
La obra fecunda de Fidel es la Revolución cubana, símbolo de dignidad y resistencia, forjada al calor de la energía de los jóvenes.

Y es que Fidel siendo muy joven ya llevaba a su patria por dentro. Se destacaron en él virtudes que le sirvieron de acicate para la lucha armada que luego llevó a cabo.

La inteligencia natural fue destacada desde los años escolares cuando en el colegio de Belén, en La Habana, su profesor, el padre Armando Llorente, escribe en el anuario de la Institución: "se distinguió en todas las asignaturas relacionadas con las letras...fue un verdadero atleta, defendiendo siempre con valor y orgullo la bandera del colegio. Ha sabido ganarse la admiración y el cariño de todos. Cursará la carrera de Derecho y no dudamos de que llenará con páginas brillantes el libro de su vida".

Organizador del asalto al cuartel Moncada, segunda fortaleza del país ubicada en la ciudad de Santiago de Cuba, así como del cuartel Carlos Manuel de Céspedes, en la ciudad de Bayamo, Fidel creó una expedición de 131 hombres, constituyendo grupos con mucha discreción, la mayoría de los cuales no conocían siquiera cuál era la misión hasta que llegó la hora indicada, todo esto con mucho cuidado.

Quienes pudieron conocerlo de cerca reconocieron sus cualidades de líder, sus convicciones, honestidad y humildad. Frank País García, segundo jefe del asalto al cuartel Moncada opinó: "el que no puede morir es Fidel".

Capturado unos días después, el Sargento Pedro Sarría, quien se negó a seguir las órdenes de sus superiores y ejecutar a Fidel, exclamó frente a sus soldados: "¡No disparen! ¡No disparen! ¡Las ideas no se matan!".

Aunque Baudilio Castellano, abogado de oficio, defendió a muchos Moncadistas, Fidel asumió su propia defensa, denunció los crímenes de Batista y la situación del pueblo cubano, presentando el programa sobre la base de la soberanía nacional, la independencia económica y la justicia social, que se pondría en práctica una vez triunfada la Revolución.

Condenado a 15 años de prisión, es liberado en 1955. A la salida de los Moncadistas de la cárcel crea el Movimiento 26 de Julio en mayo de ese propio año que estuvo al frente de la lucha insurreccional. Esta organización de forma clandestina se había fortalecido dentro del país mientras Fidel en México preparó a los hombres que vinieron a "ser libres o mártires" por la libertad de Cuba. Fundó el Ejército Rebelde en las montañas del Oriente cubano, realizó la invasión, llamó a la huelga general revolucionaria que paralizó al país y asestó un duro golpe a las intenciones de golpe de Estado por parte del imperialismo y la reacción interna.

Se convertía así Fidel Castro en el forjador de la unidad de todas las fuerzas revolucionarias, quedando atrás una triste historia de partidos que formaban bloque a favor del dictador Fulgencio Batista como los partidos burgueses tradicionales "Liberal y "Republicano", el "Partido Unión Cubana" y otros que se convirtieron en cómplices al prestarse al rejuego político.

Quizás la misma conducta de Fidel representada por la honradez, la legalidad política y la justicia social desafió el sistema y se erigió como la figura principal que propugnó una radical revolución social y política.

Pero la unidad se convirtió en el mayor aporte de Fidel que desde los días de la guerra de liberación nacional se dedicó a lograr contactos, alcanzar compromisos y acuerdos con las organizaciones que participaban en la lucha.

Al terminar la guerra lograron emerger como artífices fundamentales, en primer lugar el Movimiento 26 de Julio (M-26-7), el Partido Socialista Popular (PSP) y el Directorio Revolucionario "13 de Marzo" (DR 13 de Marzo).

El M-26-7 estaba dirigido por Fidel Castro, su figura era muy querida entre el pueblo, estuvo vibrante en los días de la lucha estudiantil, la Ortodoxia, los sucesos del 26 de julio de 1953, la prisión fecunda, la llegada del Granma a costas cubanas y la lucha guerrillera, y la conducción del pueblo hacia la victoria, razones por las cuales lo avalaban como un líder indiscutible.

Representada por el estudiantado, el DR "13 de marzo", fue fundado en 1955. Estaba dirigido por José Antonio Echeverría quien firmó la "Carta de México" con el M-26-7. El 13 de marzo de 1957 organizó el asalto al Palacio Presidencial. Sostuvo la lucha clandestina en las ciudades, realizando atentados a figuras sobresalientes del gobierno batistiano. Desde febrero de 1958 organizó en el Escambray un frente guerrillero que firmó un pacto de unidad con la columna invasora que comandaba Ernesto Che Guevara cuando llegó a la parte central del país, a finales de 1958.

El PSP mantenía influencia entre los obreros, a pesar de haber sido expulsado por la fuerza de la dirección de la organización obrera desde que comenzó la "guerra fría". Fue golpeada por el anticomunismo y aún así era un partido organizado y militante, con grandes batallas durante más de 30 años. Durante la lucha insurreccional combatió a la tiranía, pero no compartió inicialmente la vía armada, a la cual si se adhirió en el segundo semestre de 1958 e incluso creó un grupo guerrillero en Yaguajay, al norte de Las Villas, que se unió a la columna invasora que comandaba Camilo Cienfuegos, la cual venía hacia Occidente.

Estas organizaciones lograron conformar durante la tiranía un informal frente amplio nacional, a pesar de dificultades, pero al triunfar la Revolución se originaron diversas ideas entre ellas, de cómo conducir a la Revolución, a lo que se unió el difícil escenario socio-político en que tuvieron que actuar sus militantes durante la neocolonia, además de la heterogeneidad y disímil composición de estas estructuras, todo lo cual propició la aparición de tendencias sectarias y de recelo hacia las restantes organizaciones.

En los propios días del mes de enero de 1959 se produjeron discrepancias entre el DR "13 de Marzo" y el M-26-7 con motivo de la ocupación de las armas por el DR, e importantes posiciones habaneras, además del Palacio Presidencial y la Universidad de La Habana.

Fidel Castro en la intervención del ocho de enero, en el Campamento Militar de Columbia, expuso a la población lo sucedido, y señaló lo innecesario e inoportuno de estas acciones.

Desde el mismo triunfo revolucionario Fidel se dedicó a promover encuentros entre los principales dirigentes de estas organizaciones con el fin de alcanzar la unidad, ellos participaron el 24 de junio de 1961 en el Pleno del Comité Central del entonces Partido Socialista Popular, donde se decidió de forma unánime unir las tres fuerzas para lograr las tareas del período de transición y la construcción del socialismo.

Con la resolución aprobada se disuelve el Partido Socialista Popular a la que siguieron el M-26-7 y el DR "13 de Marzo", lo que dio paso al surgimiento de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) que constituía sin dudas el camino hacia la formación de un partido único en Cuba.

En el período de creación de los organismos territoriales de las ORI se cometieron graves errores de sectarismo, a los que la crítica oportuna de Fidel puso fin y los mecanismos creados para superarlos introdujeron una nueva práctica creándose así el PURSC (Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba).

El nuevo partido estableció los principios de la voluntariedad, la selección y el criterio de las masas, solo se excluía a quienes habían estado vinculado a la tiranía de cualquier forma o votado en las elecciones de 1958, donde el movimiento revolucionario orientó no participar.

Entre los requisitos estaban presentes la actitud consecuente con la línea de la Revolución, ser reconocido como trabajador ejemplar por las masas en las asambleas, aceptar someterse al proceso y cumplir los compromisos. La decisión de si podía o no pertenecer al PURSC era decidida por una comisión evaluadora.

Por primera vez se exigía el criterio favorable de las masas lo que era una garantía para que la organización ganara prestigio e impedir además el ingreso de oportunistas.

El 30 de septiembre y el primero de octubre de 1965, la dirección del Partido celebró reuniones ampliadas y entre las decisiones adoptadas está la constitución del Comité Central. El tres de octubre de ese año se presentó la nueva dirección partidista compuesta por el Comité Central y su Buró Político y en esa ocasión se aprobó por unanimidad que la organización cambiara su nombre por el de Partido Comunista de Cuba.

Toda esta manera de formación del Partido hizo definir una fecha de fundación del PCC que se estableció sería la del 16 de abril de 1961, momento en que se hizo patente el carácter socialista de la Revolución, donde la mayor parte del pueblo con su vanguardia al frente estuvo dispuesta a dar hasta la última gota de sangre por la defensa de su país y por el Socialismo.

A Fidel se reconoce como el principal dirigente de la nación cubana y fundador del Partido Comunista de Cuba. Llevó a vía de hecho las ideas de Martí y de Lenin relacionadas con las normas y los procedimientos, la consulta a las masas, la disciplina, los métodos de dirección, la democracia interna y la dirección colectiva.

Desde la constitución del Comité Central en octubre de 1965 desempeñó los cargos de Primer Secretario y miembro del Buró Político hasta el VI Congreso celebrado en el 2011.

Es el artífice del prestigio alcanzado por el partido entre las masas, el forjador de la unidad, guía y protagonista principal de la obra fecunda que es hoy la Revolución cubana.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios (2)

  • Javier

    Excelente artículo.

  • Francisco Javier Chaín Revuelta

    viva por siempre Fidel Castro Ruz hombre del y para el pueblo!!!