Hay 1266 invitados en línea

Sábado, 23 Junio 2018
Protección al consumidor en Holguín: en busca de eslabones perdidos
  • Escrito por Ania Delia Infante Fernández
El respeto al consumidor se ha convertido en tema recurrente de las agendas públicas y mediáticas últimamente, gracias a la voluntad gubernamental de rescatar y hacer cumplir lo establecido en cuanto a la protección de los clientes.

Por ello, la Gaceta Oficial de la República de Cuba publicó en estos días la Resolución Extraordinaria 54 del 2018, para el Comercio Interior, dirigida a personas naturales y jurídicas que ejercen la actividad de gastronomía, la venta de productos, servicios técnicos, personales y de alojamiento.

Con esta Resolución Extraordinaria, se legitima la responsabilidad de los proveedores con el cumplimiento de los derechos de los clientes, convirtiendo algunos en inviolables.

Entre los derechos normados por la Resolución Extraordinaria 54 de 2018, está recibir productos que cumplan con los requisitos de calidad, insumos del servicio y de seguridad establecidos.

Igualmente, los proveedores deben satisfacer las necesidades de los clientes con un adecuado y oportuno abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad, con especial atención a los grupos vulnerables, como impedidos físicos, embarazadas y ancianos.

Otro de los derechos de los consumidores es recibir la factura o comprobante de venta en los servicios que se establezcan o se soliciten, junto a la entrega completa del llamado “vuelto”, que incluye la moneda fraccionaria.

El acceso a la información oportuna, conforme a las necesidades, expectativas, deseos y preferencias, la comprobación del peso del producto adquirido; junto a la garantía, compensación, indemnización y reparación por daños y perjuicios causado son de los derechos más reclamados actualmente.

Estos se suman a valores básicos como la amabilidad, el buen trato, el cumplimiento de los horarios laborales y otros derechos que, en el ámbito de los servicios, nunca, bajo ningún concepto, debieron perderse.

Todavía hoy, cuando los directivos del Grupo Empresarial de Comercio aumentan la exigencia y las acciones de comprobación, para recuperar el terreno perdido, en términos de protección al cliente queda mucho por hacer.

Tal ha sido el desagrado de clientes durante años que ya pocos se atreven a exigir sus derechos ante dependientes y administradores, situación que debe ser revertida, para bien de la credibilidad de las instituciones del comercio, la gastronomía y los servicios.

Sin embargo, hoy nos toca a todos acercarnos a la resolución extraordinaria 54 de 2018, publicada en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, para hacer valer nuestros derechos como clientes y contribuir al perfeccionamiento de estos mecanismos.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Gente en la conversación

Comentarios (1)

  • William J Read

    This long overdue; in 20 years visiting Cuba I am always amazed at the poor service I have experienced in many establishments, many of which are in Holguin. An example; at an un-named hotel shop, in Havana, I asked to buy a street map of the city. Straightforward, surely? No, the shopkeeper told me that the shop did not sell street maps of Havana! No apology, and I think he is asked this all the time, but has made no attempt to keep his shop well stocked with maps. No more excuses!