Hay 873 invitados en línea

Viernes, 24 Noviembre 2017
Impacta el bloqueo en niños con enfermedades oncológicas
  • Escrito por Maylín Betancourt Verdecia
Sala de Oncohematología en el Hospital Pediátrico de Holguín. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)
Una vez más esta isla caribeña presenta en la Organización de Naciones Unidas el proyecto de resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, por ello se impone que el mundo conozca de qué manera impacta en el sector de la salud pública en Holguín. Aunque no es un fenómeno exclusivo de un sector, pues toca muy de cerca, en algún momento de la vida, a cuanto cubano habita en este archipiélago.

Mas, para sectores como la salud pública suele ser una marca que obstaculiza un sinfín de posibilidades, máxime si se trata de la oncología pediátrica, tal vez la fibra más sensible que implica el vocablo bloqueo, el cual agudiza su significado al referirnos a criaturas inocentes luchando por la vida.

La sala Tercero G del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción y de la Pedraja es la que acoge a niños hospitalizados con enfermedades Oncohematológicas. Es allí donde se palpan de manera concreta todos los esfuerzos que realiza el país para adquirir el tratamiento necesario, el cual a pesar de estimarse en medio millón de dólares por paciente, precisamente en gran medida a causa del bloqueo, se le brinda a los necesitados sin costo alguno.

Si bien en cualquier lugar del mundo las medicinas y tratamientos contra el cáncer son costosos, a Cuba le resultan más caros aún debido a que las leyes que dan cuerpo legal al bloqueo impiden a la mayor de las Antillas adquirir productos médicos fabricados o que contengan algún componente proveniente de los Estados Unidos. Elemento un tanto irónico pues una de las grandes potencias médicas en el tratamiento y fabricación de medicinas contra el cáncer es precisamente el país norteamericano.

Incluso las implicaciones del bloqueo prohíbe a otros países vender esos fármacos, al tener patentes de ciertos medicamentos en su poder, hecho que obliga a Cuba a hacer convenios con terceros países para adquirirlos. El más claro ejemplo, los citostáticos, uno de los que alcanzan precios más elevados. En este sentido, también puede suceder que cuando se piensa que está asegurada su compra, a la hora de los convenios finales se descubre que no es posible porque detrás están las sanciones del bloqueo.

Entonces los medicamentos se adquieren a un valor mucho mayor, ya sea por temor a vendérnoslos debido a las multas astronómicas; porque se adquieren en países lejanos y el flete aumenta o porque se compran a terceros países, los cuales los compran y nos los revenden a precios elevadísimos con ganancias incluidas.

Tal situación provoca baches en los tratamientos, los cuales precisamente no deben tener espacios en blanco, porque se fundamentan en el ciclo celular de los tumores, y al detenerse el tratamiento pueden evolucionar mal.

Solo un sistema de salud como el cubano prioriza el tratamiento médico especializado para los niños enfermos que lo necesiten de manera gratuita.

No obstante, pese a los obstáculos impuestos por el bloqueo, el Centro Territorial de padecimientos Oncohematológicos que radica en la instalación pediátrica holguinera exhibe meritorios logros entre los que destacan alrededor de 140 niños con criterio de curación en los últimos cinco años y una sobrevida de 87,5 por ciento, cifras solo comparables con países del primer mundo. El centro atiende a pacientes de las provincias orientales de Guantánamo, Granma, Las Tunas y Holguín.

Al conocer las limitaciones provocadas en los tratamientos médicos oncológicos, se comprueba la crueldad que implica el bloqueo, palabra dicha con cierta facilidad, pero que incluye daños insospechados.

Desde entonces nunca he podido olvidar los rostros de los niños enfermos que conocí, de quienes le encuentran sentido a la vida antes de ser adultos y, sabiendo su significado, se aferran a ella hasta el último aliento.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios