Hay 716 invitados en línea

Martes, 24 Octubre 2017
Prevención: vacuna eficaz contra los accidentes de los niños
  • Escrito por Maylín Betancourt Verdecia
En este artículo: Salud
De los lugares más insospechados puede emerger peligro para la vida de los más pequeños de casa. ¿Los escenarios más propicios para los accidentes? Los lugares donde viven y transitan en su vida diaria, la cocina, su cuarto, el baño, en fin su casa.
Cada año en Holguín se pierden vidas de niños en accidentes que en la mayoría de los casos pudieron evitarse, y no me refiero solo a los de tránsito. Cierta resulta la frase de que los descuidos de los mayores son para los niños cual arma de doble filo.

Aunque la alegría de tener un hijo es única, se ha de cuidar celosamente su bienestar, sin caer en sobreprotecciones. Casi siempre un accidente tiene una historia previa que lo facilita, por lo cual es fundamental reconocerla para cambiar a tiempo hábitos y comportamientos erróneos.

En los hogares es donde niños y niñas de hasta cuatro años sufren los accidentes en mayor medida. ¿Los más frecuentes? caídas, golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos. Aunque estas palabras hagan pensar que se trata de una película de terror o un mal augurio, soy partidaria de que en la medida en que se conozcan e identifique los potenciales peligros de cada hogar se estará preservando sus preciadas vidas.

Como los niños suelen ser inquietos por naturaleza es fundamental adoptar medidas de seguridad que garanticen su bienestar. Hay que mantener siempre fuera de su alcance detergentes, lejías, tintes, pinturas insecticidas, colonias y medicamentos. Para ello, es recomendable guardar todos estos productos bajo llave o en lugares donde no tengan acceso. En ningún caso, se deben guardar este tipo de productos en frascos o botellas de refrescos, ya que podrían confundirlos.

El llevarse todo cuanto está a su alcance a la boca es otra de las mañas que los acompañan hasta alrededor de los tres años, por tal motivo es vital enseñarles que no se lleven nada a la boca y controlar todo aquello que puedan ingerir. Un ejemplo muy fácil, los juguetes, es importante prestar atención a esas piezas pequeñas que se pueden tragar.

Los juegos, si bien son elementos importantes en su desarrollo hay que evitar que sean en sitios peligrosos. Las terrazas, balcones y azoteas no son lugares indicados para los más pequeños, pero aún así, tiene que existir protección.

La lista de situaciones que pueden traerle daños a los más pequeños de casa resulta casi interminable, pero como la vida de un niño tiene un valor incalculable, todo cuidado que se ponga en su seguridad es poco.

Las medidas de prevención para evitar accidentes no implican gastos materiales pero sí una dosis grande de educación, constancia y compromiso de los padres. No se ha de postergar para otro momento la educación de la prevención de accidentes, pues esa es la única vía eficaz de evitar que ocurran lamentables incidentes que pueden poner en peligro el bienestar de las personas más importantes del seno familiar.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios