Hay 1670 invitados en línea

Martes, 26 Septiembre 2017
Con nuestro aporte, la ciudad que queremos
En este artículo: Holguín Sociedad
Edificios multifamiliares a las afueras de la ciudad de Holguín. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)
Es perceptible el avance en las obras y el impacto que tienen sobre la imagen urbana de nuestra querida Ciudad de los Parques. Como conjunto, el total de acciones diseñadas integran un programa abarcador que sin lugar a dudas marca un proceso de revitalización arquitectónica, cultural y de los servicios para esta capital de la provincia de Holguín.

Hacia los repartos y otros consejos populares apartados del centro también se extiende este proceso inversionista y transformador, pero la experiencia confirma que combinando labores de higienización, con el apoyo de las entidades ubicadas en cada localidad y la cooperación de los habitantes de la comunidad mucho puede hacerse.

Tareas como la limpieza de patios y áreas comunes, reparación de los salideros en las acometidas de cada vivienda, la adecuada colocación de los desechos sólidos en las áreas y horarios establecidos, rinden frutos tanto en el mejoramiento de la imagen como en la higiene y salud comunal.

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), las representaciones de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y los núcleos zonales del Partido, están llamados a desempeñar un rol protagónico en la consecución de estos propósitos como organizaciones con poder de convocatoria y liderazgo.

A veces basta con no dejar a su perro deambular como callejero y menos que defeque en la calle, no tener el vertimiento del corral de cochinos directo a la acera, tampoco entorpecer el uso de esta depositando en ella escombros. En fin, cosas pequeñas que se hacen grandes.

Centímetro a centímetro puede ganarse la batalla contra el desaliño, la suciedad y el abandono, solo se trata de querer. Los holguineros somos herederos de prácticas cívicas que se inscribieron con orgullo en la memoria colectiva, no es tiempo de aquietarnos y limitarnos al elogio del pasado, sino de escribir también una página que haga a los del futuro honrar la hombradía de este presente en que vivimos.

No es perfecto, lo sabemos; son muchas las carencias dentro de casa y hasta en los centros laborales, pero nunca habríamos dejado de andar por las copas de los árboles si los humanos no estuviésemos hechos para la búsqueda del bienestar; y vivir en una comunidad limpia y hermosa genera goce.

En la medida que nosotros mismos ayudemos a restañarle sus heridas y cuidemos de ella podrá convertirse la ciudad que queremos en el Holguín que todos queremos construir.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios