El poeta holguinero Luis Yuseff, segundo de izq a der, recibió oficilamente el Premio Nacional de Poesía Nicolás Guillén, durante la XXI Feria Internacional del Libro de La Habana. Foto: BeatrizEn la fortaleza San Carlos de la Cabaña, sede principal de la Feria del Libro en La Habana, el poeta holguinero Luis Yuseff recibió este viernes el premio de poesía Nicolás Guillén 2012 por su cuaderno Aspersores, un libro escrito desde la concisión, con un discurso poético sostenido que logra atmósfera, intimismo y espiritualidad.

Al recibir el premio, uno de los más significativos de la poética cubana, Yuseff declaró sentirse, a la vez, acompañado y expuesto: “Una sensación rara, llegas a cuestionarte si de verdad lo mereces, pero esas sombras comienzan a retroceder cuando pienso que los poemas de este libro fueron escritos en la absoluta intimidad del hogar. Es el libro que le ofrezco a mi madre y a los míos como una reconciliación con la vida.”

Con Aspersores, Yuseff logra una poesía muy cercana a la cotidianidad y de peculiar lirismo, con un tono menor donde las circunstancias del poeta y su entorno familiar alcanzan de conjunto una coherente sutileza y una segura conexión con la sensibilidad del lector.

“Tengo recuerdos memorables de la niñez, creo que acompañar a mi bisabuela ciega a contar las amapolas del jardín no ha sido superado en intensidad ni emoción por ningún otro suceso de mi vida. No conservo en la memoria nada más cercano a lo que tengo hoy como hecho poético que esos recuerdos que, al final, son los mismos que han ido asociándose secretamente para dar cuerpo a la escritura de mi libro, reconocido con este premio”, declaró Yuseff.

Al Nicolás Guillén se presentaron 39 cuadernos, en los que en general el jurado apreció un amplio nivel poético, así como la participación de autores de toda la geografía nacional, de diferentes generaciones y expresiones.

Estuvieron presentes en el acto de entrega la presidenta del Instituto Cubano del Libro (ICL), Zuleica Romay; Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación Nicolás Guilén; Rogelio Riverón, director de la Editorial Letras Cubanas, y otras importantes personalidades de la cultura.

También fueron entregados los premios Alejo Carpentier 2012, que en esta ocasión fueron para Osdany Morales, en la categoría de cuento por su obra Papirus; Marcial Gala en novela por su libro La catedral de los negros; y para el ensayo Diseminaciones de Calvert Casey, de la también holguinera Jamila M. Ríos.




Escribir un comentario.Si ya está registrado debe iniciar sesion primero.