Los bicitaxi, una opción popular de transportación en Cuba. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)Los cubanos incorporados al trabajo por cuenta propia en alrededor de 180 actividades pudieran superar este año el medio millón, estimó hoy Joaquín Infante, ganador del Premio Nacional de Economía 2000.
De acuerdo con el vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (Anec), en la actualidad, más de 370 mil personas laboran en el sector privado de la isla, sobre todo en áreas como la venta de alimentos, la transportación de pasajeros y el arrendamiento de viviendas.

En los últimos meses se han puesto en práctica facilidades gubernamentales que estimulan las formas no estatales de empleo, las cuales están llamadas a dar un importante aporte a la actualización económica promovida por los lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista, apuntó en una entrevista con Prensa Latina.

La ampliación de las actividades autorizadas, las adecuaciones al régimen tributario, el arrendamiento de locales y los pasos en función de crear un mercado mayorista sobresalen entre las medidas.

A partir de ese escenario, la cantidad de cuentapropistas -como se les dice aquí- pasó de 157 mil en octubre de 2010 a más del doble.

Para Infante, otra acción encaminada a potenciar el aporte del sector privado a los servicios y el incremento de la productividad es el comienzo de cursos de capacitación para los emprendedores.

Ya empezaron unos 200 para tenedores de libros, cobradores y pagadores, en temas tributarios y de contabilidad simplificada, dijo en esta capital el vicetitular del Consejo Ejecutivo Nacional de la ANEC, una organización no gubernamental con 80 mil afiliados.

Según el Premio Nacional de Economía 2000, los cursos promovidos por la organización incluirán próximamente a los dueños de pequeñas empresas.

"Se trata de prepararlos para que sus negocios funcionen con eficiencia, y puedan así brindar un servicio de calidad a la población y aportar a la productividad del país", comentó.

A propósito del proceso de la actualización económica emprendida por Cuba, Infante lo consideró clave de cara a las metas de desarrollo de la nación, en un entorno cada vez más complejo.

En lo externo, tenemos el permanente impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla por más de 50 años, que ha causado 975 mil millones de dólares en pérdidas, precisó.

También -agregó el experto- incide la crisis económica y estructural del planeta, con sus fluctuaciones de precios.

Respecto al ámbito interno, mencionó la necesidad de aumentar la eficiencia y dejar atrás "el paternalismo, las plantillas infladas y el igualitarismo".

La actualización de nuestro modelo significa promover la igualdad de derechos y oportunidades, y el incremento de la producción y la productividad, en aras de consolidar la irreversibilidad del socialismo cubano, aseveró.




Escribir un comentario.Si ya está registrado debe iniciar sesion primero.