Cuba, entre una docena de países de América Latina y el Caribe, expone hoy ante Naciones Unidas sus respectivas posiciones con vistas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) fijados hace 10 años.

Esas posturas serán presentadas en la segunda jornada de la llamada cumbre de los ODM, iniciada la víspera con la asistencia de unos 140 jefes de Estado y gobierno.

La lista de oradores prevista para este martes incluye a los cancilleres de Cuba, Venezuela y Nicaragua, Bruno Rodríguez, Nicolás Maduro y Samuel Santos, respectivamente

Las delegaciones caribeñas que ocuparán el podio del plenario de la Asamblea General son las de Guyana, Granada, Suriname, Haití, Trinidad y Tobago, Jamaica, Barbados, Bahamas y Belice.

La intervención de la representación haitiana acapara la atención de los asistentes a la cumbre debido a la tragedia sufrida a raíz del terremoto que asoló ese país antillano en enero pasado

El fenómeno dejó un saldo de 300 mil muertos, unos 311 mil 928 heridos, un millón 300 mil personas sin vivienda y más de 766 mil desplazadas y daños por siete mil 754 millones de dólares.

Aún antes de esa catástrofe Haití era considerado el país más pobre del hemisferio occidental y muy alejado de las metas trazadas por los ODM.

Durante la jornada del martes también hablará la delegación de Paquistán, otra nación inmersa en un desastre humanitario a causa de las inundaciones registradas en agosto pasado y que ocasionaron más de mil 700 muertos y afectaron a más de 20 millones de habitantes.

Hace dos días se celebró en la sede de la ONU una reunión ministerial para debatir sobre el suministro de asistencia humanitaria al país asiático.
La semana pasada Naciones Unidas solicitó a la comunidad internacional dos mil millones de dólares para ayudar durante 12 meses a enfrentar la tragedia.

Los ODM fueron establecidos en el año 2000 para ser alcanzados en 2015 y buscan erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal y promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.

También están dirigidos a reducir la mortalidad infantil en dos tercios entre 1990 y 2015, mejorar la salud materna y combatir el VIH-SIDA, el paludismo y otras enfermedades, defender el medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Escribir un comentario.Si ya está registrado debe iniciar sesion primero.