Hay 612 invitados en línea

Jueves, 8 Deciembre 2016

Memoria Holguinera

"Meterme allí y ver mi casa vieja": Una carta del general Calixto Garcia
El 22 de agosto de 1898 Calixto García le escribió a su esposa Isabel Vélez Cabrera, desde Gibara. Ella se encontraba en Estados Unidos con los hijos menores. Reproducimos esta breve pero emotiva carta del general mambí. En el documento se retrata lo complejo del momento.

Luego de la rendición de Santiago de Cuba y ante la prepotencia del general estadounidense Shafter que se negó a que los mambises entraran en la ciudad Calixto renunció a su jefatura del departamento oriental y se trasladó a la zona de Holguín donde continuó combatiendo.

Los españoles habían abandonado el puerto de Gibara y se concentraron en la ciudad de Holguín. Dejaron más de seiscientos militares heridos y enfermos en ese puerto. Un ejemplo de la confianza que sentían por los mambises, sabían que les respetarían la vida. Los insurrectos ocuparon Gibara. Poco después llegó Calixto. El general Luque jefe de las fuerzas del imperio intentó recuperar la referida villa. Se desarrollan intensos combates en el camino que une a esa población con Holguín. Los insurrectos logran contener al enemigo. Un barco de guerra español trae la noticia del fin de la guerra al firmarse un armisticio entre España y los Estados Unidos.

Es en esas circunstancias que Calixto le escribe a su esposa. Narra lo complejo de los momentos que se viven. Nos muestra su altura de espíritu. Es hombre sin odio, pues pese a lo encarnizado de la contienda está dispuesto a llevar a su hija enferma a Canarias donde le han dicho los médicos que el clima es propicio para mejorar el mal que padece. Se apiada del general enemigo; Luque. También deja constancia de la incertidumbre que se vive por la presencia de los Estados Unidos. Dejamos a disposición del lector este singular documento que retrata un momento trascendental en la historia de Cuba y en la vida del general Calixto Garcia.

Gibara, 22 de agosto de 1898.-Mi querida Isabel:

Al fin he tenido el grandísimo placer de recibir carta hasta el 18 de Julio y veo que mi Mercedes (1) querida ha mejorado bastante. También veo que piensas venir a Tampa a pasar el invierno. (2) Si no hay alguna dificultad para principio de noviembre debe estar evacuada ya la isla, y en ese caso yo iría a reunirme con Uds. y convenir el lugar mejor para llevarla a pasar el invierno. Aquí he consultado con varios médicos y todos me dicen que el mejor lugar es el Valle de Orotava en Canarias, pero que hay también otro lugar en México casi tan bueno como Orotava (3) si por algún motivo yo no pudiera ir todavía o fuera preciso ir antes, mandaré a Carlos (4) para que se ponga de acuerdo conmigo. Todos me dicen que el clima de Cuba es muy malo para ella: Consúltalo y caso que digan lo contrario ven para La Habana tan pronto la abandonen los españoles, que yo iré enseguida a reunirme contigo. Yo tengo hoy, por fortuna poco que hacer aquí, pues el General en Jefe (5) me ha admitido mi renuncia de Jefe del Departamento de Oriente (6), y como Lugarteniente (7) que soy, poco trabajo tendré; pero la época es tan difícil y me creo hoy más obligado que nunca a estar aquí.- Las cuestiones que se presentan hoy tienen que estar resueltas de manera que no dañen el porvenir de Cuba, y hay también que pensar en el porvenir de nuestros hijos, yo, por mi parte, nada quiero, ni a nada aspiro que a vivir tranquilo en mi casa, pues cada día me gusta menos la política.- Ya Carlos está mejor de las fiebres y ahora es Justo (8) el que las tiene. Justo hace unos ocho días que se fue para Jiguaní a casa de Escalante (9) donde dice él que lo cuidan mucho y que tienen leche y huevos cosa que aquí escaseaba.- Tengo conmigo a Carlos yo pienso que como se ha acabado la guerra no nos separemos más. Mucho he tenido que trabajar por este pueblo que, como tu sabes es muy español (10). Por fortuna he podido resolver todas las cuestiones que se han presentado con tanta suerte que la mayoría de los españoles están ya mansos y amigos.- Todo ha sido respetado. Se vende en las tiendas sin que nadie pida nada y ni siquiera ha habido que meter uno en la cárcel. Había bastante escasez pero ya ha llegado un vapor con víveres y nada falta.- Figúrate mi situación al llegar aquí el 30 pasado y encontrarme con un pueblo lleno de viruhelas, un hospital con 600 soldados españoles y el disgusto general por algunas pequeñas faltas cometidas antes de mi llegada. Además, tenía al General Luque (11) con 12 mil hombres a cinco leguas y yo apenas tenía mil que oponerle. Como era preciso mostrar a esta gente que no teníamos a Luque, me quedé solo en el pueblo con 30 hombres y con ellos estuve como 15 días. Hice venir fuerzas desde Tunas y ya pude reunir unos 2 mil hombres; lo que vino bien, pues el 16 parece que le avisaron a Luque de mi posición y se me echó encima atacando a Auras (12). Por pronto que anduvimos no pude concentrarles más de 800 hombres los que sostuvieron un combate que duró seis horas y dio tiempo a acercar todas mis fuerzas impidiéndole que llegara a Gibara, como él se proponía. Ahí se quedó en Auras y no ha podido pasar de allí ni pasará pues ya se acabó la Guerra, Ahora, estamos amigos, me escribe cartas muy cariñosas y da banquetes a mis ayudantes cuando van con alguna comisión a verle. La situación de Luque es lastimosa pues tanto los americanos como los españoles se han convencido de que con solo 2 mil hombres lo he tenido cerrado. He sido el último que ha peleado por Cuba, pues ya firmada la suspensión de hostilidades el 12 no creo que dejarán de saberlo en Occidente. En ese combate he tenido como 50 bajas que son los que más siento pues esos pobres ya habían llegado al fin de la guerra. Esta te la lleva Pepito Martí (13) al que mando a reunir con su madre, pues nada hay que hacer aquí para él y quiero que la pobre Carmen (14) tenga su hijo único a su lado, también mandé a Bernardo el hijo de Femando Figueredo (15). Los dos muchachos son de primera. Pepito es capitán y se lo ha ganado como bueno y Bernardo Teniente. Yo desearía también mandar a Justo ó a Carlos. Pero ellos no quieren irse porque piensan con razón que su situación allí con nuestra falta de recursos no será muy agradable. Por una goleta te mando a Key West un retrato mío y otro de Justo. Este está como vaca espantada con los ojos muy abiertos. Tengo a Giberga de Secretario particular, me ayuda mucho. Ahora estaba empeñado en representar aquí unas piececitas pero no ha tenido tiempo de ensayarlas, pues creo saldremos pasado mañana para Bayamo y de allí iré a Tunas y luego volveré a aquí donde quiero estar para cuando los españoles abandonen a Holguín, meterme allí y ver mi casa vieja (16). Cuídame mucho a mi Mercedes de mi vida a quien tanto deseo ver. Dámele mil besos a nuestros hijos y tu recíbelos de tú.
Calixto(17)

Citas
1-- Mercedes García Vélez hija de Calixto e Isabel estaba gravemente enferma de tuberculosis. Poco después de la muerte de su padre murió.
2—Isabel se encontraba en New York con los hijos menores de ella y Calixto.
3—Se refiere a lugares donde el clima podía influir favorablemente en la cura enfermedad de su hija Mercedes
4—Carlos Garcia Vélez, hijo de Calixto e Isabel. Se incorporó con el padre a la guerra de 1895. Termino esta con el grado de general de brigada.
5—Máximo Gómez Báez
6—Calixto García era jefe del departamento oriental formado por las antiguas provincias de Oriente y Camagüey en la actual división política administrativa comprendería gran parte de la provincia de Ciego de Ávila hasta Guantánamo
7—Calixto Garcia luego de la muerte de Antonio Maceo fue designado como lugarteniente del Ejército Libertado de Cuba
8—Justo García Vélez hijo de Calixto e Isabel. Al inicio de la guerra trabajaba en Filipinas en la administración colonial. Intentó fugarse de allí para unirse a los insurrectos cubanos pero fue detenido y enviado a las prisiones españolas de África. Logró escapar pasar a Argelia, luego a Francia los Estados Unidos y como miembro de una expedición unirse a los mambises.
9—Aníbal Escalante Beatón oficial mambí que combatió bajo las órdenes de Calixto.
10—Se refiere a Gibara donde vivía una numerosa inmigración española.
11—General español jefe de las fuerzas concentradas en Holguín.
12—Auras poblado situado en el camino de Holguín a Gibara hoy se llama Floro Pérez.
13—Hijo de Jose Martí, vino a Cuba en una expedición y combatió bajo las órdenes de Calixto.
14—Carmen Zayas Bazán viuda de Jose Martí.
15—Fernando Figueredo Socarrás coronel del Ejército Libertador Cubano veterano de la guerra de 1868.
16—Calixto Garcia nació en Holguín. Su casa natal actualmente es un museo y un centro de documentación de las guerras de independencia. Seguramente se refiere a esta casa.
17—Reproducimos textualmente esta carta de la fotocopia que se encuentra en el Centro de Documentación de las Guerras de Independencia de Cuba en el Museo Casa Natal de Calixto Garcia.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios