Hay 594 invitados en línea

Sábado, 1ro Octubre 2016

Memoria Holguinera

Hierva de Guinera: la respuesta cubana a la muerte del General José
El mayor general Calixto García al frente de una expedición trasladada en el vapor Bermudas desembarcó por Marabí, en las costas de Baracoa el 24 de marzo de 1896. Fue designado jefe del departamento oriental. Este comprendía un vasto territorio que en la actual división política administrativa incluiría desde gran parte de la provincia Ciego de Ávila hasta Guantánamo. El veterano general obtuvo importantes victorias sobre las fuerzas españolas.

Calixto recibió el de julio de 1896 una terrible noticia el general Jose Maceo había caído en combate. El golpe fue demoledor para las fuerzas revolucionarias. El general José, como le llamaban, era hombre de un valor temerario y un nivel de capacidad y organización pocas veces vista en un guerrillero. Al recibir la noticia se encontraba en el campamento de Calixto el general en jefe del Ejército Libertador Cubano Máximo Gómez. Ambos jefes acordaron realizar una incursión en el primer cuerpo del ejército mambí. Este era de la jurisdicción de José Maceo. Se temía que los españoles, aprovechando el efecto desmoralizador de la caída del bravo combatiente, activaran las operaciones.

No les faltaba razón a ambos patriotas, los colonialistas lanzaron dos columnas, una procedente de Guantánamo y otra de Santiago de Cuba que debían de converger en Hierba de Guinea un punto situado entre ambas ciudades. En ese lugar Calixto se enfrentó con éxito a las dos unidades enemigas. Hemos reproducido el diario de Calixto García desde el 17 al 27 de julio, periodo en que se desarrolló la marcha hacia la zona sur y luego el combate de Hierba de Guinea.

Julio 17.
Marcha á las seis. El camino abierto de guayabales está punto menos que intransitable. En la Abundancia encontrarnos las fuerzas del Brig. Cebreco , (1) y la Escolta de Infantería del Gral. Maceo .(2) Acampamos en casa. La gente trae caña y mangos en abundancia. (3) Recíbense noticias fidedignas de que el ene¬migo se mueve en dirección nuestra desde Santiago. Han llegado de Manza¬nillo refuerzos ;(4) todo el día han estado corriendo los trenes á San Luis atestados de tropa ; (5)el enemigo sabe que el Gral. Gómez está en las Cuchi¬llas; todo indica que aquél se apresta para cualquier movimiento hostil de nuestra parte. Por la noche llueve copiosamente.

Julio 18.
Marcha á las seis menos cuarto. Vereda fangosa de monte firme por la cual se hace el tránsito dificultoso. Se toca alto varias veces durante la mar¬cha para cerrar filas (6) y por encontramos en el camino á tres leguas de Jarahueca al Coronel Planas con la gente desarmada (8) de Holguín y Tunas y una poca armada de Holguín. Llegamos á las doce y media p.m. á Jarahueca. Acampamos en la casa de Perdomo en lo alto de una loma desde donde se domina todo el vallecito rodeado de montañas cubiertas de espesa arboleda. La posición en que la casa está situada es de lo más alto de estas montañas y la vista que se domina desde ella es verdaderamente encantadora. Frente á la casa está un secadero de café que simula muy bien amplia terraza. Este campamento requiere siete guardias de avanzadas todas necesarias. El río que surca orillando el valle es el Jarahueca: su agua parece que contiene substancias minerales medicamentosas, y es agradable al paladar y bastante fresca. El pasto es bueno y abundante. El café que crece en la finca aun no está maduro.

Julio 19.
Dentro del mismo campamento encontró vianda la gente; parte de esta salió fuera de las avanzadas y trajo vianda también en abundancia. No hay reses en todo el contorno. Se recibe aviso de que el enemigo ha llegado á la Abundancia. El Gral. dicta órdenes oportunas para esperarlo en debida for¬ma. Por la noche sabemos que los españoles prosiguen marcha en sentido opuesto es decir hacia la Curia.

Julio 20.
Marcha á las cinco y media. Queda la caballería en Jarahueca. Esta ha re¬sultado una de las marchas más penosas que hemos hecho. Por estrecha y fangosa vereda de monte firme andamos durante seis horas al cabo de las cuales llegamos á Jurisdicción. Acampamos en una de las casitas del lugar. Hay viandas en abundancia aunque las gentes afirmaron que nada había. Se incorpora al Cuartel General el Gral. Pedro Pérez (9)con cien hombres.

Julio 21.
Marcha á las cinco y media. Vereda de monte transitable sin trabajo. Pa¬samos por los Peladeros y la casa del francés Cázale. En la travesía la fuerza se proveyó de mangos y cocos en abundancia. Por impericia del práctico di¬mos un gran rodeo innecesario para llegar á la Hierba de Guinea. Acampa¬mos en un mangal sombrío y sin horizonte por lo cual al día siguiente el Gral. ordenó que se levantara el campamento á nuestro flanco derecho emplazaron unos cañones que hicieron repetidos disparos con bala rasa y metralla sin que afortunadamente nos hicieran baja alguna. El fuego fue indicado por nuestras fuerzas y contestado acto segui¬do con nutridas é incesantes descargas, por el enemigo. Ambas partes con¬servamos nuestras respectivas posiciones, todo el día: por la noche, noticiosos de que había salido de Guantánamo otra columna, y avanzaba al parecer en combinación con la que estábamos batiendo, hice que se retiraran las fuerzas del flanco derecho y las del Centro replegándolas por el camino de la Sidonia en diversas emboscadas. Al oir el Tte. Coronel Echeverría el fuego nuestro con el enemigo y el del Gral. P. Pérez, tomó en "Ampudia" ventajosas posiciones con su Regimiento José Maceo en expectación de que por allí hiciera cualquiera de las fuerzas enemigas un movimiento de avan¬ce; más tarde se trasladó con su fuerza hacia la Sidonia porque la columna de Guantánamo perseguida y hostigada desde Cabañas por el Gral. P. Pérez se dirigió á ese rumbo.

Julio 24.
En la tarde de este día retiré las fuerzas de Santa Ana escalonándolas en emboscadas en la "Hierva de Guinea" donde el enemigo intentó tomarnos inútilmente varias veces la posición. El Regto. "José Maceo", mientras, contenía en la "Sidonia" el enemigo causándole bastantes bajas. El 25 con¬tinuó el fuego en los mismos sitios. El día anterior al Cuartel General se re¬tiró á Sta. Isabel y desde allí trasmitía y recibía las órdenes y noticias de la acción. La fuerza enemiga de Guantánamo hizo grandes esfuerzos por unir¬se á la otra columna de Santiago pero nuestras fuerzas emboscadas se lo im-pidieron.

Julio 26.
La fuerza de Guantánamo logró, evitando el camino nuestro, salir retro¬cediendo para aquella ciudad pasando por los Peladeros, Recompensa y por el Camino Real. La fuerza de Santiago retrocedió por "Belleza" á Songo —al decir de gentes pacíficas con muchos heridos. Ambas fuerzas enemigas fueron hostilizadas por guerrillas en el trayecto de su retirada. Nuestras ba¬jas fueron bien sensibles: pero teniendo en cuenta lo duro de los combates librados en cuatro días, la proporción es la mínima de la normal en tales ca¬sos. Regimiento Aguilera dos muertos y tres heridos, Regto. José Maceo, un muerto y dos heridos. Regto. Moncada, un muerto y dos heridos; Regto. Prado (10) dos muertos y cinco heridos. De estas bajas hay un oficial muerto y cuatro heridos. Las fuerzas del Gral. P. Pérez han tenido cuatro heridos y un muerto; de aquellos uno es Jefe y otro Oficial. Total de bajas, ocho muertos y veinte heridos. Después de retirarse el enemigo levanté el campamento, y con el grueso de la Segunda División marché á los Peladeros.

Julio 27.
Encontramos fresco el rastro del enemigo en el trayecto hasta dicho pun¬to. La fuerza enemiga que salió de Guantánamo iba mandada por el Brig. Sandoval; la que salió de Songo iba mandada por el Gral. Linares. El enemi¬go que batimos en Perseverancia llevaba dos piezas de artillería. (11)

Hasta aquí este fragmento del diario del Mayor General Calixto Garcia. El combate se extendió desde el 21 que el enemigo abrió fuego con sus cañones hasta el 26 que ambas columnas se retiraron hostilizadas por las guerrillas cubanas. En la acción quedó demostrada la capacidad combativa de los mambises que se enfrentaron simultáneamente a dos columnas y lograron rechazarlas. Además de sus consecuencias militares, en el sentido moral la acción de Hierba de Guinea tuvo un importante efecto. Se demostró que pese a la pérdida de una de las principales figuras de la revolución la guerra continuaría.

1--Se refiere a Agustín Cebreco Sánchez, nació en el Cobre actual provincia Santiago de Cuba en 1855. Combatió en la guerra de 1868 a 1878, en la de 1879 a 1880 y en la de 1895. Termino la contienda con el grado de mayor general. Murió en la ciudad de La Habana en 1924.

2--Se refiere a la escolta del fallecido general Jose Maceo.

3--Los mambises no tenían una logística eficiente. Las prefecturas que debían de proveerlos no siempre contaban con los alimentos necesarios para estas concentraciones por lo que se abastecían con lo que encontraban en el camino.

4--Se refiere refuerzos llegados al enemigo.

5--Entre San Luis y Santiago de Cuba había una vía férrea.

6--En la marcha las fuerzas mambisas se iban rezagando y dispersando por lo que fue necesario tomar esta medida.

7--Se refiere a Joaquín Planas Ulloa. Nació en Santiago de Cuba el 20 de enero de 1845. Participio en la guerra de 1868 a 1878 y en la de 1895. Alcanzo el grado de general de brigada. Murió en Santiago de Cuba en 1912.

8--No todos los mambises contaban con armas. Los desarmados estaban en espera que se capturaran armas al enemigo, la llegada de una expedición o que un compañero armado fuera herido o muerto.

9--Pedro Agustín Pérez Pérez conocido por Periquito Nació en Tiguabos Guantánamo en 1844. En la guerra de 1868 combatió en las filas españolas. Participo en la contienda de 1879 a 1880 en las fuerzas libertadoras. Se alzó en 1895 y alcanzó el grado de mayor general. Murió en Boca de Jaiba Guantánamo en 1914.

10--Los mambises nombraron a sus unidades con el nombre de destacadas figuras de las guerras de independencia.

11-- Versión del Diario de Campaña del Mayor General Calixto García Iñiguez, en la Guerra del 95 El diario se encuentra en la Biblioteca Nacional de Cuba Sala Cubana.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios