jueves, 15 de Noviembre de 2018

Audio Real

El cerco a las guarniciones enemigas: las guerrillas en las carreteras

Pin It
La dictadura de Batista había actuado con indiscutible éxito en las ciudades y poblaciones de Cuba. Lograron derrotar militarmente las principales acciones de sus enemigos como fueron los ataques a los cuarteles Moncada y Céspedes el 26 de julio de 1953, al Goicuría, en Matanzas en abril de 1956, el asalto al palacio presidencial el 13 de marzo de 1957; la sublevación de Cienfuegos, en septiembre de 1957 y la huelga general de abril de 1958.
Seguramente que se sentían invencibles en las calles y parques de los centros urbanos. Podían movilizar una gran cantidad de soldados para detener a un revolucionario que fuera ubicado en una de aquellas localidades. En los últimos meses de 1958 la situación comenzó a cambiar bruscamente. Luego de derrotada la ofensiva batistiana, contra la Sierra Maestra en el verano de ese año, Fidel comenzó a enviar columnas rebeldes a diferentes lugares de la isla. Fuerzas de otras organizaciones revolucionarias también operaban enérgicamente contra el tirano.

Para sorpresa de generales y coroneles los guerrilleros comenzaron a actuar contra las poblaciones enemigas. Sucedió inesperadamente lo impensable. El comandante Fidel Castro dio órdenes de actuar contra los centros enemigos. Los rebeldes atacaban cuarteles y lo sometían a un estrecho bloqueo impidiendo la llegada de suministros. El territorio de la actual provincia Holguín fue testigo de esa nueva forma de actuar. Las tropas del Segundo Frente Oriental Frank País y del Cuarto Frente Simón Bolívar ocuparon caminos y carreteras, interrumpiendo el tránsito por ellas. Hemos tomado un ejemplo y fue el control de las tropas de una columna del Cuarto Frente Simón Bolívar de las carreteras en el territorio de Holguín.

En octubre de 1958 la Columna 14, Juan Manuel Márquez (1) comenzó a operar en el territorio de la gran parte de la provincia Holguín. El cerco de los centros urbanos, en poder de la dictadura, no era solo la interrupción del transporte por carretera sino que tenía un concepto más amplio. Incluía todo tipo de suministro a las ciudades como la electricidad y el agua. Holguín, Gibara y otros centros urbanos quedaron desde noviembre de 1958 sin fluido eléctrico. Los cables conductores fueron destruidos y se crearon todas las condiciones estableciendo emboscadas para que estos no pudieran ser reparados.

Los escopeteros mostraron en esta ocasión su capacidad. Con ese nombre se designaba a pequeñas unidades guerrilleras integradas por gente armadas de escopetas, rifles deportivos, revólveres o simplemente desarmados fueron situados en los caminos vecinales que conducían a las poblaciones más importantes con órdenes de impedir el suministro. Aunque no llegó a interrumpirse del todo. Convoyes de camiones enemigos fuertemente escoltados en ocasiones lograron romper el bloqueo y llegar a las ciudades. Algunos campesinos penetraban de noche, por sabanas y potreros eludiendo la vigilancia rebelde para vender a buen precio su mercancía. De todas formas el bloqueo afectó mucho el suministro.

Un ejemplo del interés de esta columna por bloquear las principales poblaciones en el área donde actuaban es que Eddy Suñol (2) al día siguiente de llegar a su zona de operaciones ataca la presa de Holguín (3) con el objetivo de romper los equipos de bombeo. Suñol era el jefe de uno de los pelotones que formaban la Columna 14. El 30 de octubre estas tropas destruyeron una torre que llevaba el fluido eléctrico de Delicias a Holguín. La planta que suministraba electricidad a dicha ciudad se encontraba en el territorio del municipio Puerto padre. Suñol nos narra esa acción en esos términos:

Ese mismo día por lo noche (30 de octubre 1958) avanzamos hasta un barrio conocido por Calderón, allí nos esperaba un grupo de compañeros que había mandado a preparar por otro lado con unos botellones de oxígeno y con un soplete cortamos y logramos derribar una de las torres que parecen inexpugnables y con la misma antorcha corta¬mos los cables de alta tensión que llevan la corriente a Holguín y Velasco, quedando toda esta zona sin flui¬do por tiempo indefinido, pues para arreglarla ten¬drían que chocar con nosotros. Esa noche nos queda¬mos emboscados en el camino que conduce a la torre destruida, esperando de seguro que viniera el enemigo, pero salieron no atreviéndose a llegar, quedándose como a dos kilómetros de nosotros, mandé una patrulla a cortarles la retirada, porque pensé que se iban para atrás, y así fue, pero por unos 15 minutos se nos escaparon de que los trancáramos. (4)

El objetivo de esta acción era tanto el bloqueo de la ciudad como atraer las fuerzas enemigas para que repararan la torre. También destruyeron postes del tendido eléctrico entre Delicias y Velasco quedando a oscuras los poblados de Bocas. Auras, Velasco y Gibara. (5) El 19 de noviembre de 1958 dice Suñol en carta a Fidel: “Los pueblos que están en mi zona siguen sin fluido eléctrico y el abastecimiento de campo completamen¬te cortado de Holguín y Gibara.” (6)

El gobierno recurrió a instalar pequeñas plantas en algunos establecimientos importantes. En Holguín en el parque central se colocó una de estas plantas. En medio de la ciudad profundamente oscura y silenciosa se mantenía el parque alumbrado, completamente vacío, tan solo alguna patrulla militar que de vez en cuando pasaba por las calles. La escena era por completo tétrica y todo un símbolo de la impotencia batistiana. Un vecino de Holguín testimoniaba al respecto:

“Me recordaba el día de los difuntos cuando algunas familias pudientes iluminaban sus panteones en medio de la oscuridad del cementerio.” (7)

Los rebeldes tuvieron éxito menor con sus intentos de cortar el suministro de agua. Pese a su ataque a la presa que abastecía de este preciado líquido a Holguín el gobierno logró repararla. Situaron una unidad de combate para su protección. Estas fuerzas eran suficientemente poderosas para persuadir al mando rebelde de abstenerse de atacarlas. Hubiera sido un gasto de parque difícil de reponer. El 31de diciembre se mantenía en su puesto. Los intentos para romper la tubería entre la ciudad y la presa no fueron efectivos. Por lo menos un grupo de escopeteros intentaron destruirla, pero fracasaron en el intento Estos estaban en una zona llana sin protección de bosques muy cercanos a la carretera que une a Holguín con su acueducto. Un área fácil de patrullar por tierra y por aire.

El ejército respondió a su vez bloqueando las zonas rebeldes impidiendo la salida de productos industriales de la ciudad a los campos. Esto afecta a las guerrillas, pues el movimiento clandestino era un importante abastecedor de medios para la guerrilla. Además luego de realizar las recaudaciones orientadas por el mando rebelde a ricos propietarios de las zonas de operaciones lo que les permitió contar con suficiente dinero para realizar compras en los poblados de forma clandestina. El Pelotón 3, de la Columna 14 se vio afectado por esto, Suñol, jefe de esta tropa, en carta a Fidel del 30 de noviembre le explica:

“La mercancía no dejan sacarla del pueblo. A mí me cogió con unos cuatro mil pesos de mercancías y tengo bastante todavía” (8)
Junto con los combates y el ataque a los cuarteles enemigos, el bloqueo a las poblaciones aceleró la caída de la dictadura. El enemigo se vio en la obligación de dedicar parte de sus tropas a custodiar los convoyes que intentaban romper este sitio. La situación llegó a ser crítica y sin perspectiva para el régimen.

NOTAS
1- -- Columna 14 Juan Manuel Márquez fue creada en septiembre de 1958. Su jefe era Orlando Lara. La integraban tres pelotones bajo el mando respectivamente de Oscar Orozco, al ser herido lo sustituye Arsenio García, Cristino Naranjo y Eddy Suñol. Operó en el territorio de los antiguos municipios de Holguín Gibara y parte de Bayamo. Como cada pelotón actuó con gran independencia operativa algunos autores consideran que el mando de Orlando Lara era más nominal que real. Este se encontraba herido en una pierna que le dificultaba el trasladarse a los diferentes territorios de su columna.
2- Eddy Suñol Ricardo, natural de las Cruces de Purnio en Holguín. Miembro del Movimiento 26 de Julio. Fue detenido en 1956 y logró escapar. Se mantiene en la clandestinidad hasta que se incorpora en mayo de 1957 a la guerrilla dirigida por Fidel. Llegó a capitán y fue herido en varios combates. Después del triunfo de la revolución fue ascendido a comandante y desempeñó diferentes cargos en el estado cubano. Afectado por las secuelas de las heridas que recibió en tres combates se suicidó en 1971
3- La presa de Holguín estaba situada en el río Cacoyugüín. Fue construido por el gobierno auténtico de Carlos Prío Socarrás.
4- Carta del capitán Eddy Suñol al comandante Fidel Castro de Noviembre 4, 1958. Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
5 Parte para Radio Rebelde firmado por el capitán Eddy Suñol fecha 1 de noviembre de 1958. Oficina de Asuntos de Historia del Consejo de Estados
6- Carta De Eddy Suñol firmada en el Salvial al comandante en jefe de fecha 19 Noviembre de 1958. Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
7- Testimonio de Joaquín González Álvarez.
8- Carta del capitán Eddy Suñol al comandante en Jefe Fidel Castro de fecha 30 de noviembre de 1958. Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
Author: José Abreu CardetEmail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Otros artículos de este autor

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

entrada audio real

entrada ra manuel angulo

entrada reforma constitucional 287x140px

entrada reforma constitucional 287x50px

ventas cambios permutas

entrada podcast 287x50px

El tiempo

Últimos artículos

Lo más leído

Copyright © 2018 Radio Angulo. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.