Hay 561 invitados en línea

Martes, 6 Deciembre 2016
Para Fernando González un acercamiento con EE.UU. es importante pero no debemos descuidarnos

fernando-gonzalez-visita-biran lisandra-cardoso287Fernando González LLort, uno de los Cinco Héroes Antiterroristas Cubanos que cumplió íntegramente la injusta sanción impuesta por el gobierno de los Estados Unidos, recorrió en Birán, el lugar donde hace 88 años atrás naciera nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y agradeció el hecho de haber venido aquí.

 

"Uno viene a este lugar y siente la presencia de la familia Castro Ruz. Por mucho que uno haya leído excelentes libros como Todo el Tiempo de los Cedros, Cien Horas con Fidel donde él entra en detalles sobre su vida, incluso en libros anteriores, como la entrevista de Frei Betto donde también hace una primera aproximación a su vida, a su infancia, a pesar de haber leído todos esos libros no es lo mismo que venir aquí".

 

"Cuando veníamos por el camino hacia acá veíamos las montañas, entonces es fácil explicarse como le puede venir al Comandante la idea de una guerrilla y en las montañas, habiendo desarrollado toda su vida cerca de las montañas, que le eran un medio familiar en el que se podía desenvolver, lo conocía y en la medida en que se va haciendo revolucionario puede vislumbrar las perspectivas de una lucha de ese tipo, de manera que otras personas le costaría mucho más trabajo, además de eso, su filosofía revolucionaria, su análisis de la situación de Cuba, de otros partidos que tenían una posición revolucionaria pero que no tenían las posibilidades de hacer lo que él hizo, todo eso se puede explicar estando aquí".

 

"Uno pude leer todo lo que quiera, puede tener la mejor imaginación del mundo para figurar a partir de lo que está leyendo, pero nada hay como estar aquí. Aquí uno puede imaginarse al Comandante en Jefe, al General de Ejército, al resto de la familia, corriendo con los animales; estaba mirando la foto de Lina con los ovejos y me ponía a pensar, esa foto es de 1958, y es más o menos lo mismo que pueda haber experimentado el Comandante en Jefe en su niñez, la vida esa natural, con los animales, y uno se explica entonces sus características de guerrillero histórico, que siempre lo ha sido, pero por sus funciones realizó después su vida en la ciudad, pero que cada vez que tenía una oportunidad regresaba".

 

"Hay que conservar esto como se conserva para que las nuevas generaciones vengan. Esa parte de la historia para mi, por ejemplo, que nací en el 1963 y que crezco con mi niñez bastante cercano en término de la fecha a todo lo que se vivió, para las otras generaciones que van naciendo ahora se van formando algo más lejano históricamente, por eso que hay que conservar esto, hay que traerlos acá, que vean, que se imbriquen en las cosas, las cosas que se les enseña en las escuelas que vengan y lo vivan aquí".

 

"Yo creo que es un lugar que lo pone a uno a meditar, a pensar en lo que fue, lo que se ha hecho, por qué, y una cosa interesante también que lo ha explicado el Comandante en esos libros que había mencionado, como él proviniendo de una familia con ciertos recursos se convierte en el revolucionario que fue, como él dice, yo me alegro mucho de que mis abuelos y mis bisabuelos no hayan sido terratenientes porque eso hubiera generado un linaje, que hubiera influido en mi pensamiento, sin embargo su padre que llegó a ser una persona de dinero tuvo un origen humilde, lo logró en base a su trabajo y eso le permitió al Comandante haber nacido en ese medio, un poco más privilegiado que el resto de la población, sin embargo, no lo lastró, desde el punto de vista de su pensamiento de clase y damos gracias a esas circunstancias que pudimos tener el Comandante que tenemos, así que eso es lo que uno se pone a pensar en este lugar".

 

Y ¿qué influencias recibió Fernando en la formación de su personalidad?

 

"Yo nací en el 1963 y mi familia es de formación revolucionaria, en una época en que se hacían trabajos voluntarios los fines de semana, en que se iba a la plaza y yo recuerdo, pequeñito, yo creo que yo ni siquiera iba a la escuela y mi padre participaba en un trabajo voluntario el fin de semana, se tenía que montar en un camión ir a una granja a trabajar en la agricultura, en algún lado, y allá íbamos mi hermana y yo, en ese momento uno no tiene conciencia de por qué lo hace, pero cuando uno mira en retrospectiva todas esas son cosas que lo van influyendo a uno".

 

"En los CDR también se hacían trabajos voluntarios, yo recuerdo que yo era un muchacho y los CDR reconstruyeron todas las aceras del barrio mío porque las raíces de los árboles habían levantado todas las aceras, en aquella época de una manera autogestionada los CDR buscaban materiales, y yo tengo fotos por mi casa, chiquitico yo con una pala tirando un poquito de mezcla, claro, eso es simbólico, yo no estaba virando la mezcla realmente, pero bueno estaba ahí entre la gente y eso se va convirtiendo en un espíritu de esfuerzo colectivo y de compromiso con tareas, con causas, esa es mi niñez".

 

"Después viene la hora cuando uno empieza a ir a la escuela y le empiezan a enseñar la historia, la historia a mi siempre me ha gustado y me han impresionado las historias de los héroes, de las guerras de independencia, ese tipo de cosas, hay valores que los inculca la familia que después la escuela ayuda a desarrollar de conjunto con la sociedad".

 

"No es difícil comprender que después siendo un poquito mayor pero todavía joven me plantean la necesidad de una misión internacionalista, y no es difícil, es el ambiente en que nos hemos criado la mayoría de los cubanos, y entonces era un honor para uno cumplir una misión internacionalista, quién no había escuchado las anécdotas del tío de fulano o del hermano de mengano que había estado en Angola, y entonces cuando a mi me dicen Angola, yo no lo miré con un sacrificio ni como un riesgo, lo miré como una oportunidad y como un honor y es una experiencia definitoria en la formación, yo no digo que yo no hubiera sido revolucionario entonces, yo era revolucionario, era militante del Partido con 24 años, pero yo había terminado mi carrera universitaria, había estudiado mucho Economía Internacional, el neocolonialismo, pero todo eso está en libros, entonces tu llegas a África, a un país que es el resultado de siglos de explotación neocolonial, un país que está luchando por salir de esa situación, pero ahí están las huellas: el subdesarrollo, la pobreza, y Cuba tratando de ayudar, entonces todas esas cosas están influyendo en mi. El esfuerzo de nuestra fuerzas armadas, nuestros reservistas, y nuestro pueblo, colaboradores civiles, yo soy un joven de 24 o 25 años, yo estoy ahí y a la misma vez me estoy formando, eso está influyendo sobre mi deber, toda la experiencia esa, de pasar trabajo y pasar por situaciones difíciles como otros cubanos, con angolanos, todas esas cosas a uno lo influyen, yo salí mucho más revolucionario de ahí de la misión internacionalista esa, no queda mucho para dar el salto y decir ahí viene la otra misión, no es difícil decir esa también es un honor para mi y salir, así fue como me formé yo, a grandes rasgos".

 

Un hombre que nació y creció durante el proceso revolucionario cubano, que cumplió misión internacionalista en Angola integrado en una brigada de tanques y fue designado a prevenir acciones terroristas contra Cuba ¿Cuál es el momento que considera más riesgoso para su vida?

 

"Yo no creo que yo haya corrido grandes riesgos, yo cumplí una misión internacionalista, la cumplieron cientos de miles de cubanos, cumplí misiones en el exterior a riesgo de tener que en un momento determinado pasara por situaciones de las que pasamos, pero eso es nada con los riesgos que corrieron compañeros y compañeras que hicieron la Revolución y sacrificaron sus vidas, y hoy no están aquí, para que nosotros pudiéramos tener lo que tenemos, para que nosotros pudiéramos más adelante tener una Revolución que fuera internacionalista y solidaria, y tener el honor de cumplir una misión internacionalista, y bueno hay muchas personas que corrieron un riesgo mucho más grande, y uno se pone a pensar que puede ser el riesgo que uno corrió, mínimo comparado con ese riesgo que corrieron aquellos que ofrendaron sus vidas para que tengamos esto que tenemos".

 

Usted que vivió de cerca junto al pueblo norteamericano, y a partir del nuevo momento que vive la Revolución cubana ¿cómo valora las relaciones que se inician entre Cuba y Estados Unidos, y al mismo tiempo la contradicción del gobierno norteamericano de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba y de los pueblos de América?

 

"La intención del gobierno de los EE.UU. siempre va a ser destruir el proceso revolucionario, no importa si tienen una embajada, si se logra abrir una embajada aquí y que Cuba abra una embajada en Washington, en Venezuela hay una embajada y ellos quieren destruir ese proceso".

 

"Yo pienso que es positivo y le damos toda la bienvenida a un proceso que se inicia que es muy complejo, que nadie puede dar garantía de éxito porque conocemos a los adversarios nuestros y conocemos que otros procesos de conversaciones que no han llegado al grado en que han llegado estas, pero se han tratado, y se han abortado por empecinamiento del gobierno norteamericano".

 

"Yo deseo que este proceso que se inicia tenga éxitos porque también los cubanos necesitamos, y es bueno y es positivo, vivir de una manera que no sea bajo la permanente hostilidad del gobierno más potente del mundo contra nosotros, pero no hay que olvidar que hay cosas esenciales que todavía están ahí, ahí está el bloqueo, ahí están las medidas subversivas, nosotros le damos la bienvenida a ese proceso, le damos el mejor éxito, que se puedan conversar las cosas en vez de que ellos traten de agredirnos, pero también hay que tener en cuenta de que detrás de todo eso están las verdaderas intenciones del gobierno de los Estados Unidos".

 

"Habrá habido circunstancias que lo obligaron a llegar a este punto de relacionarse con Cuba, por el contexto latinoamericano que es diferente al que existía hace 15 años y antes, y por la resistencia de nuestro pueblo que ha estado ahí firme durante 56 años y ha llevado al gobierno de los EE.UU. a reconocer que se habrán equivocado, pero no hay que olvidar tampoco que el presidente Barack Obama en su alocución del 17 de diciembre, le dijo al pueblo norteamericano "por buenas que hayan sido las intenciones nuestras, la política no dio resultado y tenemos que cambiarla, o sea él no está ni siquiera criticando las intenciones, él está elogiando las intenciones del gobierno norteamericano hasta la fecha, lo que se propone es un cambio de táctica pero el objetivo, y los cubanos estamos claro de eso, sigue siendo destruir el proceso revolucionario".

 

"Son circunstancias complejas porque se abre una perspectiva de lucha, con medios que son mucho más complejos, medios ideológicos, medios culturales, de influencia a veces imperceptible, pero que ahí está y somos los cubanos los que tenemos que defender lo que tenemos, con los nuevos medios. La Revolución tiene una larga experiencia de resistencia y de lucha y estoy seguro de que en las nuevas circunstancias también vamos a vencer".

 

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios