Hay 741 invitados en línea

Martes, 24 Octubre 2017
Tecleros de Holguín reclaman fin del bloqueo a Cuba
En este artículo: Holguín Cuba EE.UU Bloqueo
Tertulia de La Tecla del Duende. Foto: Arnaldo Vargas
Integrantes de la reconocida tertulia La Tecla del Duende, de Holguín, condenaron las ofensivas declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y reclamaron el cese del brutal bloqueo financiero, económico y comercial que ese gobierno sostiene desde hace más de medio siglo contra el heroico pueblo cubano.

Cary Martínez Milián, coordinadora de esa guerrilla de tecleros, de diferentes edades y similares motivaciones, dijo que “si no fuese por el bloqueo estadounidense, los cubanos y las cubanas tuviéramos mejor nivel de vida e incluso, pudiéramos brindar mayor ayuda a diferentes pueblos del mundo en varias esferas”.

La tecla del Duende de Holguín, con más de 12 años de creada por iniciativa del destacado periodista cubano Guillermo Cabrera Álvarez, a quien Fidel denominó como el Genio, en 1999, se distingue por su activa participación en la vida socio-política de la provincia, las frecuentes visitas a sitios de interés histórico y cultural de un centenar de municipios, así como por su funcionamiento orgánico y el sentido de pertenencia de sus integrantes, a quienes el propio Cabrera nombró “los duendes de Holguín”.

amelia y carmen f arnaldo vargasEs que ciertamente parecen duendes estas personas de diferentes edades pero unidas por los mismos sentimientos y compromisos, quienes siempre están donde deben estar y se hacen sentir con sus iniciativas. Dos de esas integrantes, manojo de ternura y amor, son Amelia Sera Balverdú (a la izquierda) y Carmen Cruz Curbelo (a la derecha), de 82 y 94 años respectivamente.

Amelia, quien se distingue por su carácter alegre y frecuentes jaranas, habló más alto de lo acostumbrado cuando escuchó la palabra Bloqueo, porque “nos hemos cargado de años sufriendo todo lo que se deriva de esa injusta medida imperial, cuyo propósito es separar al pueblo de la revolución mediante las escaseces y presiones de todo tipo”.

Otro tanto manifestó la nonagenaria Carmen, porque “el bloqueo es cruel y nos hemos hecho viejos bajo su influencia. Cuántos jóvenes lo han sufrido? Cuántos niños han estado privados de medicamentos específicos que no pueden adquirirse fuera del país por el acoso yanqui? Yo agradezco a la revolución haber podido vencer esos obstáculos, y le agradezco por todo el bien que he recibido desde el triunfo de enero de 1959”.

Cary, conocedora de cada uno de los integrantes de La Tecla del Duende y sus particularidades, asegura que esta “le ha dado mejor sentido a la vida de muchas personas de avanzada edad, que permanecían inactivas en sus hogares, incluso, algunas con serios problemas de salud, pero las actividades que propiciamos les resultan atractivas y no admiten que se les consideren como limitadas. ¿Ejemplo? Carmen, quien dice que sus 94 años no la limitan para estar a la altura de los demás duendes. Ah, y lo demuestra con creces”.

cary f arnaldo vargasEsta carismática mujer, que integra la Asociación de Pedagogos de Cuba, la Cátedra del Adulto Mayor, el Departamento de Extensión Universitaria en la Casa de Altos Estudios de Holguín, y trabaja la línea de la sexualidad en la tercera edad, emplea a fondo su condición de educadora, se distingue por sus cualidades comunicativas y organizativas.

Explica Cary que estas tertulias se formaron con personas seguidoras de la sección “La Tecla Ocurrente”, que cada jueves publicaba Juventud Rebelde, por iniciativa de Cabrera, quien falleció el primero de julio de 2007 mientras cumplía con su deber en Guaracabuya, Villa Clara.

“En su homenaje mantenemos viva la idea original, como también se hace en La Habana, Las Tunas y Sancti Spíritus”, precisa Cary, quien retoma el tema del bloqueo en la reunión con sus compañeros y compañeras, asegurando que “ciertamente nos limita de muchas cosas, pero jamás podrá bloquear nuestro espíritu de lucha, la voluntad de cumplir nuestros deberes patrios y nuestras esperanzas”.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios