Hay 21 invitados en línea

Martes, 21 Noviembre 2017
Pedro Sotto Alba, joven de ejemplar trayectoria revolucionaria
Raúl prometió que cuando la Revolución triunfara, la fábrica de Níquel de Moa llevaría el nombre del valiente guerrillero, una promesa doblemente cumplida, pues Cuba conquistó su libertad el primero de enero de 1959, y la planta niquelífera de Moa lleva con orgullo el nombre de “Comandante Pedro Sotto Alba. Foto: EcuRed
El 26 de junio de 1958, durante el ataque al cuartel de Moa, se produjo la caída en combate de Pedro Sotto Alba, un joven de ejemplar trayectoria revolucionaria, a quien se rinde tributo de recordación en este aniversario 59 de su desaparición física.

Pedrin como cariñosamente le llamaban, nació el27 de diciembre de 1935 en la finca El Becerro, ubicada en el barrio La Julia, cerca de Bayamo, aunque con apenas nueve meses de edad su familia se trasladó a Manzanillo.

Siendo muy pequeño tuvo que conocer los rigores del trabajo para apoyar al sustento familiar, y se inclinó por la chapistería, como una manera de ganarse la vida en aquellas difíciles condiciones de existencia para los desposeídos de la Cuba de entonces.

Tras el golpe de Estado perpetrado por Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952, Sotto Alba se incorporó a las actividades revolucionarias, y resultó de mucha valía su participación en el Movimiento Revolucionario 26 de Julio.

En septiembre de 1956 viajó a México para sumarse a los preparativos de la expedición del yate Granma, que con Fidel Castro al frente desembarcó el dos de diciembre de ese año por Las Coloradas, para cumplir la promesa de ser libres o mártires.

Tras la sorpresa de Alegría de Pío logró burlar el cerco enemigo y llegó a Manzanillo, donde estableció contacto con Celia Sánchez, y en marzo de 1957 se reincorporó a las tropas rebeldes, como parte del primer grupo de refuerzo enviado por Frank país a la Sierra Maestra.

Cuentan quienes compartieron con él la vida guerrillera que se destacó en las acciones combativas, entre ellas en Uvero, Estrada Palma, El Salto, Pino del Agua II; por sus méritos de guerra figuró entre los elegidos para abrir el Segundo Frente Oriental “Frank País”, donde por su valor a toda prueba lo condecoraron con la Legión de Honor “Frank País”.

El 26 de junio de 1958, durante el ataque a la guarnición del ejercito batistiano en Moa la explosión de una granada hirió mortalmente al aguerrido combatiente, que al ser asistido por un compañero le dijo “coge mi fusil”.

El entonces Comandante Raúl Castro Ruz, Jefe del Segundo Frente Oriental “Frank País, al despedir el duelo del aguerrido combatiente, señaló que “Pedro Sotto Alba representó el más alto símbolo de la responsabilidad de nuestra generación”.

Raúl prometió que cuando la Revolución triunfara, la fábrica de Níquel de Moa llevaría el nombre del valiente guerrillero, una promesa doblemente cumplida, pues Cuba conquistó su libertad el primero de enero de 1959, y la planta niquelífera de Moa lleva con orgullo el nombre de “Comandante Pedro Sotto Alba.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios