Hay 1456 invitados en línea

Jueves, 14 Deciembre 2017
Vilma, guía indiscutible de las mujeres cubanas
Vilma Espín, durante su boda con Raúl Castro. Foto: Archivo
El 18 de junio de 2007 dejó de existir físicamente Vilma Espín Guillois, guía indiscutible de las mujeres cubanas, condición que conquistó a puro mérito, por sus luchas y victorias en el camino de la emancipación de las féminas en nuestro país.

A esta ejemplar representante de la mujer cubana, nacida en Santiago de Cuba el siete de abril de 1930, se le recuerda como aquella destacada estudiante de ingeniería química en la Universidad de Oriente; como la luchadora clandestina; como la guerrillera del II Frente Oriental "Frank País"; y como la revolucionaria ejemplar que dedicó su vida a las reivindicaciones femeninas a partir del triunfo de la Revolución el Primero de Enero de 1959.

Aquellas personas que tuvieron el privilegio de conocerla coinciden en señalar que Vilma impregnaba todo su amor en cuanta tarea acometía, y dedicó sus mejores energías en defensa de la igualdad del hombre y la mujer, desde que asumió la presidencia de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), organización que fundó el 23 de agosto de 1960 y dirigió hasta su deceso.

Entre sus méritos personales hay que destacar la dedicación y constancia para llevar a vías de hecho las tareas inherentes a la conquista de los derechos de la mujer en Cuba y en el mundo, porque su labor no se limitó al ámbito nacional, sino que trascendió fronteras y por ello conquistó merecidos reconocimientos en el plano internacional.

Vilma sobresalió siempre por su sentido del deber, su elevado sentido de la responsabilidad, sin olvidar su sencillez y modestia; su exquisita sensibilidad humana, sus sentimientos de solidaridad y su pasión por la cultura.

En Vilma se sintetiza la expresión genuina de una vida ejemplar, que supo combinar muy acertadamente en su condición de madre, esposa, hija, compañera, y revolucionaria, es decir, una mujer integral en el más amplio sentido de la palabra.

Ella contribuyó como nadie para que en Cuba las mujeres constituyeran una Revolución dentro de la Revolución, como en cierta ocasión señaló el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y es por eso que al arribar al décimo aniversario de su fallecimiento, se le recuerda con el respeto, admiración, cariño y gratitud que supo conquistar a su paso por la vida.

Allá en el mausoleo del Segundo Frente Oriental “Frank País”, donde reposan sus restos, Vilma, la Heroína de la República de Cuba, recibirá este 18 de junio, en el décimo aniversario de su partida, el testimonio de la más alta consideración y estima de su pueblo, y en especial, de las féminas cubanas, que justamente la nombraron eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas.

Es una manera de rendir honor a quien honor merece, y de resaltar una vida dedicada por entero a la obra a la cual se consagró: la Revolución cubana.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios