Hay 642 invitados en línea

Viernes, 2 Deciembre 2016
Cuarteles convertidos en fortalezas del conocimiento
La sabia decisión de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz permitió que al triunfo de la Revolución Cubana los cuarteles se convirtieran en verdaderas fortalezas del conocimiento en todo el país.

Contaba Cuba en aquel entonces con más del 90 % de los ciudadanos que apenas sabían leer y escribir, no existían suficientes maestros, no habían círculos infantiles, ni escuelas especiales, ni deportivas, ni técnicas, ni mucho menos escuelas primarias.

Fue así como se produjo en Holguín la transición de un Regimiento de martirio y tortura en una hermosa ciudad escolar que armaría de saber a los niños, adolescentes, jóvenes y personas de la tercera edad que reconocieron en la Revolución, la noción de autodesarrollo que comenzaba a gestarse con los elementos de la cultura popular.

fidel en ciudad escolar oscar lucero hlg 1El Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz participó junto a Che Guevara y Armando Hart en la inauguración de la Ciudad Escolar Oscar Lucero Moya, en las instalaciones donde radicó el temido regimiento No7 de las fuerzas de Batista, centro donde se cometieron atroces crímenes, ubicado en las cercanías de la ciudad de Holguín. Al triunfar la Revolución los antiguos pabellones de torturas se convirtieron en aulas y los fusiles cedieron paso a los libros y maestros. El 24 de febrero de 1960 Fidel inaugura la Ciudad Escolar Oscar Lucero Moya.



Fragmentos del discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del gobierno revolucionario, al hacer entrega de la fortaleza militar al Ministerio de Educación, en la Ciudad de Holguín, Oriente, el 24 de febrero de 1960.

"En ese sentido, ustedes se pueden considerar que han tenido la fortuna de poder estudiar en condiciones muy distintas de las que estudiaron los niños anteriormente en esta ciudad de Holguín. Incluso, antes pasábamos por aquí, ¿y qué veíamos? Guardias, fusiles, esbirros, hasta que llegaron los rebeldes y conquistaron esta fortaleza, y la conquistaron no para quedarse con ella, porque los rebeldes no necesitan esta fortaleza, los rebeldes conquistaron esta fortaleza para entregársela a los niños".

"Los rebeldes no necesitan fortaleza, el pueblo de Cuba no necesita fortaleza, ¿por qué? ¿Quién defiende ahora a la Revolución? ¿Dónde están las fortalezas de la Revolución? En el pueblo, y en los caminos, y en las cooperativas, y en las montañas. ¿Para qué queremos estas fortalezas, si tenemos la Sierra Maestra completa, la Sierra Cristal, la Sierra de Gibara, y tenemos todas las sierras de Cuba? Y tenemos, además, una fortaleza en cada pueblo, tenemos una fortaleza en cada casa. Pues nosotros no necesitamos fortalezas; ellos sí necesitaban fortalezas, ellos necesitaban fortalezas porque no tenían una fortaleza en el pueblo, ellos necesitaban una fortaleza contra el pueblo, y por eso, a pesar de que, por ejemplo, Holguín era una ciudad desarmada por completo, ellos tenían que tener aquí un gran regimiento, ellos tenían que tener estas lomas convertidas en fortalezas, ellos tenían que tener estas fortalezas rodeadas de aspilleras".

fidel en ciudad escolar oscar lucero hlg 2"¿Para dónde apuntaban esas aspilleras? Para el pueblo. Y aquí tenían que tener una fortaleza muy grande. ¿Por qué? Pues porque tenían que defender los grandes latifundios que hay en toda esta zona norte de la isla de Cuba; pero como ahora no hay que defender los latifundios, pues no hace falta la fortaleza esa. Como ahora el pueblo es el que defiende la Revolución, no hace falta que haya fusiles apuntando contra el pueblo, porque los fusiles no apuntaban hacia otro peligro, no apuntaban hacia el extranjero; los fusiles apuntaban hacia el pueblo. Y a pesar de que en el pueblo no había fusiles, pues ellos necesitaban, aquí en Holguín, que era un pueblo desarmado, un ejército completo. ¿Eso tiene lógica? ¿Tiene sentido eso? (EXCLAMACIONES DE: "¡No!") Ahora es cuando el pueblo comienza a comprender todas estas cosas. Antes se había acostumbrado a pasar por aquí y ver una fortaleza. No podía pasar nadie porque le ponían un fusil. Y el pueblo veía aquellas cosas y no entendía bien para qué hacían falta tantos soldados, y tantos fusiles y, sobre todo, tantas fortalezas; ¿qué hacían más de 1 000 soldados ahí en esa guarnición? "


folleto inauguracion ciudad escolar oscar lucero



Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios