Hay 1300 invitados en línea

Jueves, 19 Julio 2018
Formas de propiedad en Cuba, un reto para asumir
Cooperativa no agropecuaria. Foto: cubadebate.cu
En Cuba existen cinco formas de propiedad sobre los medios de producción. Ellas son la propiedad socialista de todo el pueblo, la cooperativa, mixta, privada y la propiedad de organizaciones políticas, de masas y otras formas asociativas. Cada una es parte vital de la economía de este archipiélago que trabaja cada día por un mejor país.

Actualmente el Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, se ha debatido a lo largo y ancho de todo el país, con más de 22 mil consultas a sus documentos.

Una parte importante de dichos instrumentos lo constituyen las formas de propiedad sobre los medios de producción. Sobre este aspecto el Doctor en Ciencias Económicas Carlos M. García Valdés, Profesor Titular y Consultante, aborda en su trabajo “La propiedad social en la actualización del modelo económico.”

Según el también profesor de la Escuela Superior del Partido Comunista de Cuba, Ñico López, “el modelo económico, en una acepción amplia es el modo particular que asume un sistema socioeconómico o un período de transición como es el período de tránsito al socialismo”

Refiere que por tanto es un proceso estable o de relativa estabilidad o duración que “además de las relaciones de dirección comprende las relaciones de propiedad y todo el arsenal de formas económicas para su realización efectiva”.

empresa estatal 1 antillana de aceroPor tanto habrá que partir del hecho de que el papel principal de la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción constituya un principio esencial. Analicemos entonces primeramente esta forma de propiedad en las cual se basa casi en su totalidad el sistema económico cubano.

La misma, pertenece a los ciudadanos cubanos por su condición de propietarios comunes donde el Estado actúa en representación y beneficio del propietario. Está integrada por el sistema empresarial de propiedad de todo el pueblo y las unidades presupuestadas.

Además se caracteriza por el papel protagónico de la clase obrera y de los trabajadores en general. Es esto se le suma la aplicación de métodos participativos de dirección y control que involucran a los trabajadores en función de incentivar el interés colectivo e individual por la innovación, la eficiencia y la eficacia.

A su cargo quedan igualmente los recursos naturales esenciales para el desarrollo dentro del territorio nacional como bosques, aguas y los medios de producción primordiales asociados al espacio aéreo, radioelectrónico, el ciberespacio y la comunicación social, entre otros.

trabajo cuenta propia f granmaAunque otras formas de producción como el sector privado han venido en aumento en los últimos años, sigue siendo la propiedad socialista de todo el pueblo la columna vertebral de nuestra sociedad.

Es hora de analizar entonces el segundo eslabón de la cadena, la cooperativa. Hay que empezar diciendo que el tipo de propiedad que reconoce el Estado en Cuba es socialista. Ahora bien, ¿Cómo funciona una cooperativa? Las cooperativas están constituidas como entidades económicas que poseen personalidad jurídica de carácter empresarial.

Además, asumen los gastos a partir de sus ingresos, y producen “bienes y servicios con fines económicos y sociales, con énfasis en satisfacer las necesidades de la localidad”. Al ser propietarios colectivos los socios tienen iguales derechos y deberes por lo que participan en igualdad de condiciones del disfrute de las ganancias.

Esta es una de las formas más empleadas en nuestro país por lo que llegan a representar un motor importante dentro de la economía doméstica.
Por su parte la tercera forma de propiedad en Cuba es la mixta. Esta se diferencia de la cooperativa en el hecho de que están constituidas entre entidades nacionales de diferentes formas de propiedad o con inversionistas extranjeros.

Es así que “una de las entidades nacionales aporta derechos de propiedad o bienes que el Estado, dado su papel principal en la economía, le ha transferido a su patrimonio jurídicamente independiente”.

Esta forma representa una importante fuente de ingresos para la economía cubana, potenciada en gran medida por el turismo ya que los hoteles, por ejemplo, se incluyen en su inmensa mayoría dentro de este apartado.

Una de las más polémicas y complejas formas de producción es sin dudas la privada. Explica el Dr. García Valdés que García Valdés que “la ley regula esta forma de propiedad de modo que contribuye a hacer más consistente el sistema empresarial y sus interrelaciones, en beneficio de toda la economía.”

Según explica García, una de las ventajas de esta forma es que “se promueve y autoriza la constitución de empresas de propiedad totalmente extranjera por los períodos acordados entre las partes, en especial para desplegar modernas capacidades productivas en función del desarrollo económico y social, como una modalidad de inversión extranjera directa”.

Actualmente el sector privado o cuentapropista se encuentra establecido dentro del país como una masa organizada incluso en sindicatos de trabajadores con derechos y deberes. Cafeterías, tiendas y restaurantes pertenecientes al sector privado han enriquecido la amalgama de oportunidades laborales dentro del panorama cubano.

Por último y no menos importante, se encuentra la propiedad de organizaciones políticas, de masas, sociales y de otras entidades de la sociedad civil cubana. Esta es “una forma específica de propiedad sobre determinados medios de producción que está representada por entidades que producen bienes y servicios cuyo objetivo es contribuir al desarrollo de la sociedad, cumpliendo con fines principalmente de interés público”.

“Es una forma específica de propiedad sobre determinados medios de producción que está representada por entidades que producen bienes y servicios cuyo objetivo es contribuir al desarrollo de la sociedad, cumpliendo con fines principalmente de interés público”.

Aclara el titular además que “abarca los medios de producción patrimonio de instituciones y de formas asociativas legalmente reconocidas, como asociaciones, fundaciones, organizaciones sociales, instituciones religiosas y cualquier otra de similar naturaleza, que pueden recibir apoyo estatal u otros, en interés del avance y bienestar del país”.

Todas estas formas de producción, están encaminadas sin dudas a la construcción de un mejor país. Donde las oportunidades de realización vayan de la mano con ventajas económicas que beneficien a todos.

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios