Hay 58 invitados en línea

Martes, 21 Noviembre 2017

Sección Especiales

Para que nunca les falte la sonrisa y los derechos (+ audio y video)

Niños en la hora de juego en la círculo infantil Pelusin, de la ciudad de Holguín. Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)
Una mirada suya derriba todas las defensas, un beso hace que me desmorone y sus abrazos son el mayor impulso para vencer obstáculos y enfrentarme a dragones y castillos embrujados. Y que la inocencia de mi hija resulta el mayor amuleto contra las adversidades, esas que aún no conoce porque en su niñez solo tiene la obligación y el derecho de ser feliz, despreocupadamente feliz.
Una jornada por los más vulnerables

Banes y su camino de hierro

Locomotora El Panchito. Foto: Radio Banes
Aún no se tiene una fecha exacta de cuándo se produjo el extraordinario acontecimiento de la llegada del ferrocarril al municipio de Banes, territorio ubicado al norte del oriente cubano. Lo cierto es que ya han pasado más de cien años de este hecho, que devino en dos razones paradójicamente contradictorias: un desarrollo mayor para esta localidad y un aumento sustancial de la explotación de sus ciudadanos.

Historias de mi ciudad III: de calles y sus nombres

  • Escrito por Flavia L. Dotres Sánchez
Antigua fotografía del hoy parque Julio Grave de Peralta o de Las flores en la ciudad de Holguín. Foto: Archivo
La ciudad de Holguín fue fundada por el militar español García Holguín el cuatro de abril de 1545 junto a su esposa y un séquito de 50 a 80 personas y bajo la advocación religiosa de San Isidoro en las tierras que fueron donadas por Diego Velázquez.

Costumbre popular que trae consigo salud

El consumo de maní beneficia la salud. Foto: Archivo
De las diversas tradiciones que conforman el acervo cultural y que gozan del reconocimiento popular, pudiera decirse que el consumo del maní o cacahuete es una de las más comunes. El panchito, como se le nombra en otros lares, lleva tanto tiempo entre nosotros, desde mucho antes de que apareciera con el manisero en las estampas presentadas y popularizadas en el teatro bufo, que no es de extrañar que sea considerado por muchos autóctono de Cuba.