Hay 874 invitados en línea

Jueves, 29 Septiembre 2016
Debate republicano ofrece más sustancia en Estados Unidos
El cuarto debate de los aspirantes republicanos a disputar la Presidencia de Estados Unidos en 2016 ofreció una mejor visión de los temas que importan a los votantes y reiteró posiciones encontradas sobre el problema migratorio, entre otros.

Antecedido por semanas de ataques personales, los que concurrieron al escenario estelar en el Teatro de Milwaukee, en Wisconsin, gastaron abundante pólvora para dejar sentadas sus posiciones sobre inmigración, un tema que mostró diferentes enfoques.

Según el diario The New York Times el cuarto fue el debate republicano más sustantivo hasta el momento y en este el gobernador de Ohio, John Kasich, y el exgobernador de Florida Jeb Bush plantearon ideas para hacer frente a desafíos nacionales como la inmigración, retando posiciones de Donald Trump para la deportación total.

El dilema que enfrenta el partido de atraer el voto de los latinos en 2016 y el desafió a esto que plantean Trump y otros candidatos como el senador Ted Cruz de Texas, que consideran la reforma como una amnistía, fue abordado en medio de agrios comentarios.

Bush y Kasich se pronunciaron sobre una reforma migratoria integral mientras el senador Marco Rubio se mantuvo al margen en un tema que domina pero que pudiera ser negativo para sus planes de avanzar entre los republicanos conservadores.

Los ocho participantes en el foro, además de inmigración, adelantaron posiciones sobre la seguridad nacional, el comercio y el significado de ser un conservador.

Ninguno dio indicios de abandonar la contienda y todos parecen dispuestos a permanecer hasta que se aclare más el campo, algo que alarma a la cúpula partidista pues hasta ahora son los que no tienen experiencia política y en el manejo del gobierno los que encabezan las encuestas a menos de tres meses para que comiencen las primarias en Iowa.

La creación de empleos y la política impositiva estuvo presente en el debate aunque ninguno de los participantes adelantó sus ideas, pero si se puso de manifiesto una mayoritaria oposición a incrementar el salario mínimo de los trabajadores, acción se impulsan el gobierno y los demócratas.

Varios de los candidatos, en especial Bush, atacaron a la aspirante demócrata Hillary Clinton, y reiteraron, como Kasich, que si gana va a ser un desastre para la economía del país, en especial porque los republicanos se oponen a más impuestos para los ricos y abogan por recortes a los programas sociales.

Según el análisis de medios como el digital Politico, The Hill y Washington Post, el debate fue una oportunidad para abordar temas de economía y del liderazgo estadounidense, pero en la práctica nadie adelantó ideas concretas.

Durante el encuentro fue risible una propuesta de Cruz de eliminar las cinco principales agencias federales y 25 programas específicos aunque luego se retractó, con lo que recordó la intervención en 2012 de otro texano, el exgobernador Rick Perry, quien contradijo sus propias ideas.

En el turno estelar en Milwaukee participaron Trump, Ben Carson, Rubio, Cruz, Bush, la exempresaria Karly Fiorina, el senador Rand Paul y Kasich.

(Con información de Prensa Latina)

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios