Hay 772 invitados en línea

Viernes, 9 Deciembre 2016
El ser humano es lo primero
La protección de los derechos humanos en Cuba está en la esencia misma de la Revolución, afirmó el Fiscal General de la República, Darío Delgado.
Derechos para el bien de la humanidad

Delgado destacó que en la isla el ser humano está en el centro de atención del Estado y el gobierno.

Toda la obra de la Revolución está impregnada de profundo humanismo y preocupación porque a cada persona se le respeten todos sus derechos. El pueblo es lo primero, por lo tanto, lograr para él toda la justicia y amparo es decisivo, indicó.

Señaló que son cuantiosos los resultados en protección a los ciudadanos desde el primero de enero de 1959.

"Pero de todo lo que se ha hecho, que es mucho, baste destacar al menos tres grandes conquistas: el acceso universal a la educación, las potencialidades del sistema de salud pública y la seguridad ciudadana", afirmó.

El Estado cubano garantiza a todos los ciudadanos la realización de todos sus derechos humanos, desde los más elementales o prioritarios, como son el derecho a la salud y la educación, reiteró.

Añadió que desde la Constitución se dan garantías en Cuba como derecho al trabajo y al descanso remunerado, a la participación, la seguridad y asistencia social, la educación física, el deporte y la recreación sana, el derecho a la libertad de palabra conforme a los fines de la sociedad socialista, así como los derechos de reunión, manifestación y asociación.

Asimismo, subrayó, que se reconoce, respeta y garantiza la libertad de conciencia y de religión y el derecho a la inviolabilidad de la persona, de la correspondencia y del domicilio, y el de queja o reclamación.

El Fiscal General comentó que en Cuba existe la fortaleza de que todo el sistema está respaldado por el Estado, lo que significa que es un objetivo y prioridad de este garantizar el ejercicio efectivo de los derechos y garantías de todas las personas.

Ello asegura que, desde el ejercicio del poder, todas las instituciones estatales tengan esa obligación, de lo cual deben rendir cuentas, agregó.

"Ante violaciones de sus derechos en cualquier ámbito, las personas tienen los recursos legales y procedimientos previstos que le facilitan reclamar frente a las autoridades administrativas y judiciales, en función de su restitución", refirió.

Apuntó que es la Fiscalía General el órgano del Estado encargado del control y la preservación de la legalidad, sobre la base de la vigilancia del estricto cumplimiento de la Constitución, las leyes y demás disposiciones legales.

Acerca de los derechos de los menores indicó que el Estado realiza todos los esfuerzos para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, estén o no bajo la guarda y cuidado de sus padres.

Acotó que en Cuba el Código de Familia es algo privilegiado y que sin embargo ya está para evaluar y revisar otra vez.

"Estamos trabajando en todos los temas legislativos que puedan contribuir a ello. Pero las normas por sí solas no resuelven los problemas, hay que seguir con una labor de educación desde el hogar con los padres, luego en las escuelas, y después en todos los escenarios", dijo.

Sobre los derechos de las personas privadas de la libertad señaló entre sus derechos la aplicación imparcial de las normativas existentes, el respeto a su integridad física, el derecho a visitas, recibir permisos de salida al hogar, a ser conducidos a instalaciones hospitalarias o funerarias en caso de enfermedad o fallecimiento de algún familiar, a disponer de alimentos con el nivel calórico establecido.

Así como enseñanza general y capacitación con los correspondientes certificados acreditativos, obtener rebaja de sanción por año cumplido, debido a la buena conducta, y avanzar en régimen y que se le proponga libertad anticipada cuando proceda, devienen otros de los derechos contenidos en una amplia lista de garantías por parte del Estado hacia el interno.

Delgado concluyó que el reto es inmenso, pues nos corresponde por mandato constitucional controlar y procurar el respeto de la legalidad, que es equivalente a la garantía del ejercicio pleno de los derechos por cada uno de nuestros ciudadanos. Y ello, unido al esfuerzo por acercar, cada vez más, la Fiscalía a nuestra gente.

Con información de la agencia Prensa Latina

Deja tus comentarios

Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

0 / 500 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 500 caracteres

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios